El condenado por el crimen de Ponte Caldelas (Pontevedra) pide una rebaja de la pena

La defensa del hombre condenado por matar, en noviembre de 2015 en Ponte Caldelas (Pontevedra), al marido de la mujer con la que había tenido una "relación intermitente", ha solicitado una rebaja de la pena a la que fue condenado por estos hechos, en la vista de apelación celebrada en el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Por su parte, Fiscalía solicita que se eleve la condena, al entender que no pueden aplicarse las dilaciones indebidas en este caso. Mientras, la acusación particular, que respalda esta petición, ha recordado, en declaraciones a los periodistas, que ha pedido que se investigue a la viuda en relación con este caso.

El abogado de la defensa, Diego Reboredo, ha rechazado, como sostiene el fiscal, que no pueda aplicarse la atenuante de dilaciones indebidas. Por el contrario, ha defendido que no se tenga en cuenta la agravante de alevosía. En base a ello, reclama que la pena de 18 años y 6 meses se rebaje a 15 años, frente al Ministerio Público que solicita que se aumente a 20 años, según ha precisado en declaraciones a los medios de comunicación antes del inicio de la vista.

"No hubo ataque sorpresivo ni indefensión por la parte de la víctima", ha expuesto el abogado, que ha subrayado que no discuten "el ensañamiento". Mientras, ha defendido que sí son aplicables las dilaciones indebidas y ha rechazado el argumento del Ministerio Público de que el retraso obedeció a la investigación de la viuda. "Son cinco años esperando una sentencia firme", ha insistido a este respecto y recordando que su cliente -cuya presencia en la vista se organizó por videoconferencia- "confesó los hechos".

Por su parte, el letrado de la acusación, Andrés Malvar -que representa a los padres de la víctima- ha pedido que se estime la petición de un aumento de la pena y se rechacen los plantemientos de la defensa. Al hilo de ello, ha considerado que hubo "la alevosía, propia del asesinato".

Por otra parte, ha asegurado que la familia quiere "una condena justa" y que "se sepa la verdad". En este sentido, ha manifestado, en declaraciones a los medios de comunicación, que han solicitado que se investigue "nuevamente de la viuda" al entender que en el juicio hubo declaraciones que apuntarían a que "podría continuar la investigacion contra ella".

HECHOS

Por este crimen, fue condenado Marcos V., juzgado por un tribunal de jurado en la Audiencia de Pontevedra. Tras el veredicto de culpabilidad, fue condenado a 18 años y medio de prisión por un delito de asesinato con alevosía y ensañamiento.

En la sentencia, se consideró probado que el acusado acudió al domicilio de la víctima y que, cuando supo que seguía viviendo con su esposa, lo inmovilizó con la rodilla, "lo tiró al suelo y le asestó diversas puñaladas en distintas partes del cuerpo" con una navaja, lo que le ocasionó la muerte.

El ataque fue "sorpresivo e inesperado", por lo que el fallecido careció de oportunidad para su defensa. Además, según la resolución de condena el acusado le propinó a su víctima más puñaladas de las necesarias para causar más dolor, aunque se tuvieron en cuenta las circunstancias atenuantes de confesión y dilaciones indebidas. En el juicio, el acusado se declaró "culpable" e incluso pidió que el jurado no tuviera "piedad".

Además de la pena de prisión, Marcos V. fue condenado a indemnizar a los padres de la víctima en 40.000 euros, y a su viuda en 30.000 euros. También se le impuso la prohición de acercarse o comunicarse con la esposa del fallecido, así como la medida de libertad vigilada durante ocho años una vez que salga de la cárcel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento