Ligero repunte del empleo en mayo tras la debacle, con 188.000 afiliados más y 388.000 personas que salen del ERTE

Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Jorge Paris
Una oficina de empleo, cerrada por el estado de alarma por coronavirus.
Jorge París

La economía española sigue herida por la crisis de la coronavirus. Pero la recuperación ya se ve. El mes se cerró con un aumento de 187.814 afiliados (una subida de un 1%), su mayor alza en un mes de mayo desde 2015. Este avance contrasta con las caídas que se registraron en marzo y abril, cuando la ocupación cayó en 834.000 y 49.074 personas, respectivamente. 

El balance, eso sí, es negativo, pues si se contabilizan las cifras en los meses de pandemia se han perdido 760.082 afiliados. La remontada, en el contexto actual, se espera por lo tanto que sea muy lenta. Además, un total de 388.000 personas han salido ya de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Desde finales de abril, 457.909 personas han dejado de estar en situación de ERTE por fuerza mayor, mientras que 70.094 se han visto incluidas en un ERTE pero no por fuerza mayor. Cataluña, Madrid y Andalucía son las comunidades más afectadas por esos expedientes de fuerza mayor.

Con datos a último día de mes (no en promedio), la construcción ganó 50.035 ocupados en el mes (un 6,5% más) y la hostelería sumó 35.402 cotizantes más (un 3,1%), destaca el Ministerio. En cuanto al tipo de contrato, los afiliados con contrato temporal se incrementaron un 2,95%, frente a aumento de los contratos indefinidos del 0,45%. Por comunidades autónomas, el departamento que dirige José Luis Escrivá resalta los aumentos de afiliados entre el 1 y el 31 de mayo en Baleares (4,3%), Castilla-La Mancha (2,8%) y Extremadura (2,6%).

Por otro lado, el paro subió en 26.573 desempleados en mayo (un 0,69%), su mayor repunte en un mes de mayo de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este martes.

Paro y afiliación en mayo.
Paro y afiliación en mayo.
Henar de Pedro

En cambio, el golpe se amortigua. El incremento de mayo ha sido diez veces menor que el registrado en abril y once veces más bajo que el de marzo, meses en los que la crisis sanitaria llevó a un repunte del desempleo de 282.891 y 302.265 parados, respectivamente.

"El dato de paro indica que la destrucción de empleo por la pandemia se está ralentizando, una consecuencia de las medidas del escudo social aprobadas por el Gobierno, para ayudar a trabajadores/as y empresas, y salvar el empleo", explicó el secretario de Estado de Trabajo, Javier Pérez Rey. "Nuestro objetivo es seguir avanzando en la protección del empleo mientras duren los efectos negativos de la crisis sanitaria", terminó diciendo.

El volumen total de parados alcanzó al finalizar mayo la cifra de 3,85 millones de desempleados, la más alta del registro desde mayo de 2016. De nuevo, los datos no incluyen a los afectados por los ERTE, puesto no que se contabilizan como parados. Hay todavía 2,99 millones de trabajadores bajo esta fórmula.

Estos datos, ha explicado el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, "están muy lejos de recuperar toda actividad económica destruida desde durante marzo, pero la rapidez con la que estamos incorporando trabajadores nos hace ser optimistas para el resto del año". Arroyo ha señalado que el ritmo de salida de ERTE ha sido muy estable y lineal en mayo.

En este sentido, Pérez Rey comentó que "frente a las respuestas tradicionales basadas en el despido y flexibilidad externa, el mercado de trabajo español ha confiado en instrumentos temporales de regulación de empleo" que han impedido "que haya una destrucción definitiva de nuestro tejido productivo".

Aunque el ritmo mensual de ascenso del paro se ha ralentizado frente a los meses anteriores, la subida de mayo de este año es la más alta registrada nunca en este mes dentro la serie histórica. Supera en más de 11.000 personas el que hasta ahora era el único y mayor repunte de un mes de mayo: el de 2008, cuando en plena crisis económica el desempleo subió en 15.000 personas.

Tendencia del paro durante la pandemia.
Tendencia del paro durante la pandemia.
Henar de Pedro

Según explica Trabajo, el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) ha reconocido 3,74 millones prestaciones entre el 16 de marzo y el 31 de mayo, que ya están abonadas. El SEPE ha reconocido el 98,5% de las solicitudes recibidas. Quedan pendientes nuevas prestaciones o aquellas en las que hay que subsanar errores ajenos al organismo.

Rey cree que los datos de mayo permiten pensar que las medidas de regulación de empleo y de contención laboral derivadas de la pandemia está dando "un fruto satisfactorio", impidiendo la destrucción de empleo. "Se trata de incidir en las mismas y nuestra intención es seguir avanzando en este territorio", ha concluido su intervención.

La CEOE pide extender, en un contexto como el actual, extender los ERTE  para garantizar el mantenimiento del mayor número posible de empleos y medidas de flexibilidad interna para adaptar las condiciones laborales a las recomendaciones sanitarias.

"Las empresarias y empresarios españoles estamos intensamente comprometidos con el empleo. Desde finales de abril, más de 450.000 personas han recuperado la actividad, una tendencia que es imprescindible intensificar", subraya la patronal en un comunicado. La CEOE ha insistido en la necesidad de recuperar la normalidad de la actividad económica "de forma rápida y certera" para evitar que se perpetúen los efectos de la crisis, muy vinculados al sector servicios.

Los servicios, de nuevo castigados

La crisis, de nuevo, afecta más a unos sectores que a otros. Ha pasado especial factura al sector servicios, la agricultura y el colectivo sin empleo anterior. En cambio, el paro descendió en mayo en la construcción, con 23.717 desempleados menos (un 6,9% menos) y en la industria, donde el paro se redujo en 262 personas (una caída de un 0,08%).

El paro subió en mayo solo entre las mujeres, con un aumento de 39.878 desempleadas respecto a abril (un 1,8% más), mientras que bajó en 13.305 personas entre los varones (cae un 0,8%). Así, al finalizar el quinto mes del año, el número de mujeres en paro se situó en 2,19 millones y el de varones, en 1,66 millones.

Por edades, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años subió un 2,4% en mayo, con 7.752 parados más que en abril, mientras que el paro de las personas con 25 años y más aumentó en 18.821 desempleados (un 0,5% más).

El paro subió en mayo en diez comunidades autónomas, especialmente en Cataluña (15.339 parados más), Madrid (14.336 más) y Canarias (6.093 más), y bajó en las siete restantes, principalmente en Andalucía (9.210 menos), Castilla-La Mancha (5.075 menos) y Extremadura (una bajada de 4.056 personas).

¿Y la contratación?

En cuanto a la contratación, en mayo se realizaron 850.617 contratos, un 59% menos que en el mismo mes de 2019, pero un 26,3% más en la comparativa con el mes anterior. Del total de contratos firmados en mayo, 76.692 fueron indefinidos, el 9% del total, con un descenso del 58,3% respecto a mayo del año pasado.

Dentro de los contratos indefinidos, los contratos a tiempo completo sumaron 45.648, un 57,2% menos que en mayo del año pasado, en tanto que los contratos indefinidos a tiempo parcial sumaron 31.044, con un retroceso anual del 60%.

Las reacciones no se hicieron esperar. UGT explica que los datos muestran la necesidad de extender las medidas de protección social, las prestaciones por desempleo y los expedientes de regulación temporal de empleo. Por eso, ha exigido al Gobierno que dote al ingreso mínimo vital de una estrategia de reinserción laboral, de orientadores especializados y suficientes, itinerarios de formación específicos para conseguir la mayor empleabilidad a corto plazo, y medidas de asesoramiento a las personas, para que el tránsito de vuelta al mundo del trabajo sea una realidad.

Además, la secretaria de Empleo y Cualificación Profesional de CC OO, Lola Santillana, ha destacado que las medidas extraordinarias adoptadas en el marco del diálogo social han limitado el daño en el tejido productivo y el empleo, ya que sin ellas, los datos habrían sido mucho peores.

ATA, por su parte, afirma que el aumento del 0,3% de la afiliación de autónomos en mayo es una "buena noticia", aunque indica que se trata de un "espejismo" respecto a la evolución de lo que sucederá en los próximos meses. En un comunicado, su presidente, Lorenzo Amor, apuntó que dos de cada tres autónomos que crecen en mayo se concentran en Andalucía, Comunidad Valenciana y Baleares por la activación de actividades de temporada.

"Las peores cifras desde hace 11 años"

Quien resultó muy crítico fue Pablo Casado. "Se conocen las peores cifras de paro de mayo desde hace 11 años, alcanzando una tasa interanual del 25,27%, sin contar más de 3 millones de ERTE", escribió el presidente del PP en las redes sociales. Recordó el pasado: "Y es el peor mes de mayo en afiliación a la seguridad social en interanual desde 2009, también con el PSOE causando otra recesión".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento