Desarrollan un híbrido de insulina con caracoles de mar que podría conducir a mejores tratamientos para la diabetes

  • La insulina de acción más rápida disminuiría el riesgo de hiperglucemia y otras complicaciones graves.
Caracol marino de aguas tropicales.
Caracol marino de aguas tropicales.
WIKIPEDIA / Kerry Matz (National Institute of General Medical Services of USA)

Un equipo internacional de investigadores ha desarrollado una hormona con caracoles marinos tropicales que podría impulsar el desarrollo de tratamientos con insulina capaces de mejorar la vida de las personas con diabetes.

Según el documento publicado en Nature Structural & Molecular Biology, estos científicos han conseguido crear una hormona que combina la potencia de la insulina humana con el potencial de acción rápida de una insulina venenosa producida por caracoles marinos cónicos.

"Ahora tenemos la capacidad de crear una versión híbrida de insulina que funciona en humanos y que también parece tener muchos de los atributos positivos de la insulina de caracol cónicos", ha afirmado Danny Hung-Chieh Chou, profesor asistente de bioquímica de la Universidad de Utah y uno de los autores del estudio. "Es un paso importante en nuestra búsqueda para hacer que el tratamiento de la diabetes sea más seguro y efectivo", ha añadido. 

Los caracoles marinos cónicos se deslizan a través de los arrecifes de coral en busca de presas liberando columnas de veneno tóxico que contienen una forma única de insulina. Esta insulina hace que los niveles de glucosa en sangre de los peces se desplomen, paralizándolos temporalmente. Cuando el pez se tambalea, el caracol emerge de su caparazón para acabar con su víctima.

En una investigación anterior, se descubrió que esta insulina venenosa tenía muchos rasgos bioquímicos en común con la insulina humana. Además, parece funcionar más rápido que la insulina humana de acción más rápida actualmente disponible.

"La insulina de acción más rápida disminuiría el riesgo de hiperglucemia y otras complicaciones graves de la diabetes", dice Helena Safavi, coautora del estudio y profesora asistente de ciencias biomédicas en la Universidad de Copenhague. También podría mejorar el rendimiento de las bombas de insulina o los dispositivos de páncreas artificiales, que liberan insulina automáticamente en el cuerpo según sea necesario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento