Los hosteleros en Madrid: reinventarse... o cerrar

Antonio Amago baraja la posibilidad de cerrar para siempre su bar.
Antonio Amago baraja la posibilidad de cerrar para siempre su bar.
Jorge Paris
Antonio Amago baraja la posibilidad de cerrar para siempre su bar.
JORGE PARÍS

Javier Vázquez: "He inventado una línea de negocio gracias a lo que nos ha sucedido"

  • Propietario de Caníbal y O Pazo de Lugo (Lavapiés). Podría haber abierto en fase 1 pero "no me compensa".

Dos locales dominan la calle Argumosa. El mesón O Pazo de Lugo (de 1971) y La Caníbal (2017). Ambos comparten carta y daban trabajo a 26 empleados. "Estábamos en la cresta de la ola, teníamos mucho público y ambiente... pero llegó el día de tener que cerrar", lamenta el propietario. Javier Vázquez se vio obligado a reinventarse, lo que "no fue nada fácil", reconoce. "Hemos adaptado los vinos que servíamos en grifo a unas bolsitas muy chulas para meter en la nevera. Ahora mi trabajo consiste en llenar bolsas y mandar pedidos a toda España. Es todavía un negocio residual pero también una línea que hemos inventado gracias a lo que nos ha sucedido y esperamos que se implante definitivamente". Vázquez podría haber reabierto la terraza en fase 1, pero aún "no me compensa".

Javier Vázquez muestra su nuevo producto.
Javier Vázquez muestra su nuevo producto.
Jorge Paris

Antonio Amago: "He intentado la venta de vino a casa pero no es fácil empezar de cero"

  • Regenta varios locales. No ha abierto ninguno y baraja si cerrar La Vinícola, en la estrecha calle San Eugenio.

Antonio levanta la persiana por primera vez desde que hubo que bajarla. Y podría ser la última ocasión en que lo haga. "Iba bastante bien y es un negocio que en poco tiempo estaba generando bastantes puestos de trabajo y beneficios. Ahora con la Covid, no es que estemos abocados al cierre pero sí hay muchas posibilidades de que no podamos superar la crisis", señala. Como empresario, y presidente de la asociación de comerciantes del mercado Antón Martín, es consciente del poder de la venta online y a domicilio. "Hemos intentado hacer una oferta de venta de vino a domicilio pero no es fácil empezar de cero un negocio manteniendo los gastos". Y es que, a diferencia de Vázquez, Amago no tenía contacto con proveedores antes de la crisis, lo que le complica su reinvención.

Carlos Marqués "He pensado muchas cosas... pero en un 99% acabaré cerrando"

  • Abrió A son de Mar hace dos años. Ha solicitado terraza con seis mesas, pero su acera es de carga y descarga.

A son de Mar era su "gran proyecto personal". Tras dos años de largas jornadas en este local de Lavapiés, Carlos Marqués está a un 99% de posibilidades de cerrar el bar. "Funcionaba muy bien, tiene mucha afluencia y viene mucha gente del mundo del arte. Nos ha dado el premio Tripadvisor a la excelencia y el Restaurant Group", cuenta el dueño de este pequeño local. También ha buscado nuevas fórmulas pero se encuentra con dos trabas: "La legislación y la demanda, que me temo que no va a haber mucho consumo como antes". También "el alquiler es caro, no me dejan plantar una terraza y sin muchos fondos propios vivo casi al día". Mientras espera a que le lleguen ayudas de las administraciones, dedica el "poco dinero que me queda" a preparar menús solidarios para ayudar a los vulnerables.

Carlos Marqués ordena la mesa donde estos días prepara comidas solidarias.
Carlos Marqués ordena la mesa donde estos días prepara comidas solidarias.
Jorge Paris

Tomás Gutiérrez: "Todo el que pueda abrir que lo haga y arriesgue. Somos empresarios"

  • El presidente de Hosteleros de Madrid ha comprado un local en plena pandemia. Lo abrirá en 10 días en Vallecas.

Unos luchan por no echar el cierre y otros, como Tomás, aprovechan la crisis económica para invertir en un nuevo local. "Sí, hay que estar loco", admite este empresario. Pero él, que sufrió la crisis de 2008 cree que esta será diferente para los hosteleros. "Yo en esta tengo fe, va a ser mucho más fuerte pero creo que a finales de año podríamos estar en el 60% que teníamos antes y en el 2021 prácticamente recuperarnos", valora el presidente de Hosteleros. Por eso manda un mensaje a todos los restauradores: "Todo aquel que pueda abrir que lo haga y que se arriesgue, porque somos empresarios". Ejemplo de ello, el próximo 8 de junio abrirá el restaurante El Faro, en Vallecas. "Estoy como un niño con zapatos nuevos". Habla del local que compró hace apenas 20 días y que tiene casi listo.

Tomás Gutiérrez prepara el restaurante para su estreno.
Tomás Gutiérrez prepara el restaurante para su estreno.
Jorge Paris

Las terrazas son el salvoconducto de los locales

Este lunes se cumple una semana desde que Madrid entró en la fase 1 de desescalada y los restauradores pudieron reabrir sus bares. Pero solo lo ha hecho un 10%, según la asociación Hostelería de Madrid. El resto, aún lidia con los ERTE y con las concesiones de nuevas licencias de terrazas. Unas trabas que llevarán al cierre de un 20% de ellas a lo largo de este año. Mientras, otro 60% tendrán que permanecer cerrados hasta alcanzar fases más avanzadas, según la asociación.

Es el caso de Javier Vázquez, quien pudiendo disponer de cinco mesas en terraza, no se puede permitir la reapertura hasta, al menos, la fase 2. "A día de hoy no nos ha compensado porque en el local trabajan 26 personas y, al final, cinco mesitas en terraza no nos las podemos permitir", señala este empresario que está "deseando reencontarse con sus clientes". Al problema del ERTE se le suman las trabas administrativas. Aun disponiendo de una larga calle para situar las mesas, la estructura de la acera le impide beneficiarse de más tramos de la misma. Pese "a los obstáculos", el dueño de O Pazo de Lugo y La Caníbal solicitará la licencia de ampliación de terraza que ya está concediendo el Ayuntamiento de Madrid para ayudar al sector.

Javier posa en el tramo de terraza.
Javier posa en el tramo de terraza.
Jorge Paris

Estas ayudas son el hilo de esperanza de Antonio Amago y Carlos Márqués, quienes regentan locales pequeños, los más hostigados por la crisis. Pero su gran hándicap está en la limitación de sus aceras, ya que estas son muy estrechas en la zona centro, concretamente, en Lavapiés. Por ejemplo, Marqués, que ya ha solicitado seis mesas en terraza, tiene justo enfrente una estrecha acera con líneas amarillas, que indican carga y descarga de camiones.

Un camión aparca en el tramo donde Carlos quiere poner su terraza.
Un camión aparca en el tramo donde Carlos quiere poner su terraza.
Jorge Paris

En la calle San Eugenio apenas hay espacio para cruzar. Antonio Amago es consciente. "El barrio Lavapiés es muy complicado porque, entre que las aceras son muy estrechas y la circulación es cada vez peor.... Aunque el Ayuntamiento nos cediera esos espacios, no es viable", señala.

Es más, según la Asociación de Comerciantes de Lavapiés advierte que "más del 80% de los bares y restaurantes de su asociación no abrirán hasta pasado el 30 de junio", si llegan a hacerlo dado que "un 50% puede echar el cierre definitivamente". Por ello, la Asociación Hostelería de Madrid pide al Ayuntamiento una batería de 13 medidas para ayudar a reactivar el sector. Entre ellas, "la creación de una mesa de negociación para flexibilizar los ERTE, una nueva línea de financiación ampliando la líneas de avales y préstamos al 0%-0,25% o reducir el IVA al 10% o 4%, siguiendo el ejemplo de Alemania", señala el presidente Gutiérrez a este diario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento