El Ayuntamiento de Calatayud presenta a las familias el protocolo de visitas a la residencia

El alcalde de la localidad zaragozana de Calatayud, José Manuel Aranda, y la concejal de Acción Social y Ciudadanía del Ayuntamiento, Belén Jiménez, han presentado este sábado el protocolo de visitas que se aplicará a partir del martes, 2 de junio, a los familiares de usuarios de la Residencia Municipal San Íñigo.

Según ha informado el Consistorio, la Residencia Municipal de Calatayud no ha registrado ningún caso de coronavirus hasta la fecha y desde el Ayuntamiento se limitaron las salidas de residentes y las visitas de familiares una semana antes del decreto del estado de alarma.

Durante estos meses, los familiares han mantenido comunicación telefónica y mediante videollamadas con los usuarios del centro. "Entendemos que las familias tienen muchas ganas de verse de nuevo pero hemos priorizado la protección del mayor, en una crisis que ha afectado especialmente a las personas de más edad", ha resaltado Aranda.

Por ello, aunque la Fase 2 de la Desescalada, en la que se encuentra la totalidad de la provincia de Zaragoza, permitiera las visitas a las residencias de ancianos, el Ayuntamiento ha decidido esperar e informar a los familiares del nuevo protocolo antes de abrir de nuevo las puertas del centro.

REQUISITOS DE LAS VISITAS

Los familiares podrán visitar a los usuarios del centro a partir del martes pero las visitas estarán limitadas a una persona por residente. Además, se recomienda que la persona que vaya a realizar las visitas no pertenezca a grupos de riesgo de especial vulnerabilidad a la infección. El visitante deberá cumplir con los protocolos de seguridad requeridos y no ha de presentar cuadro clínico compatible con la infección por COVID-19, ni haber estado en contacto con casos confirmados.

Asimismo, durante su visita no podrá hacer uso de ninguna instalación ni servicios del centro. El acceso a la residencia se realizará con mascarilla y cumpliendo en todo momento el distanciamiento físico de dos metros. "El familiar estará guiado por un profesional de la residencia en todo momento, que le tomará la temperatura y le ayudará a desinfectarse antes y después de la visita", ha detallado la concejal.

Las visitas se realizarán con cita previa y tendrán una duración máxima de dos horas. Además, el visitante firmará un documento en el que se compromete a cumplir con la normativa de la residencia.Las visitas se llevarán a cabo en la zona de jardines, haciendo uso de cabinas que garanticen la distancia de seguridad. El protocolo contempla la posibilidad de hacer visitas en habitaciones a los residentes encamados.

Estas medidas restrictivas tienen como finalidad garantizar la máxima protección de los usuarios de la residencia y reducir la posibilidad de contagios. Además, las medidas de seguridad en el funcionamiento del centro aplicadas por los trabajadores se siguen aplicando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento