Aquellos que quieran optar a una Vivienda de Protección Pública (VPP) en propiedad, pero a día de hoy no tengan disponibilidad económica suficiente para hacerlo, dispondrán de una nueva opción. El concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, anunció este lunes la creación de VPP en régimen de alquiler con opción de compra. Con esta modalidad, "los adjudicatarios podrán adquirir el inmueble a los 10 años de la entrega de llaves y deberán comunicarlo con tres meses de antelación", explicaron fuentes de Urbanismo.

Los aspirantes no pueden tener un piso en propiedad

En este caso, "se haría un cálculo para descontar del precio final de la vivienda lo que se ha ido pagando en concepto de alquiler". Esta modalidad se aplicará sólo en pisos de la empresa municipal Aumsa. Este es el caso de las 28 viviendas situadas en la avenida Maestro Rodrigo (Campanar) y las 14 de la calle Arquitecto Segura de Lago (San Isidro), que serán las primeras de alquiler con opción de compra.

Aumsa abrirá en breve el plazo para presentar las solicitudes.

Para poder optar a una VPP hay que cumplir varios requisitos. Como norma general, los solicitantes no pueden tener ninguna otra casa a su nombre, deben estar al menos un año empadronados en Valencia y tienen que ser mayores de edad o menores emancipados.

Además, la vivienda protegida debe ser su residencia habitual. En cuanto a los ingresos anuales, tienen que oscilar entre el 1,5 y el 5,5 del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem), o lo que es lo mismo, entre 9.168 y 33.600 euros.

CONUSLTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA