Uvas
Las uvas tiene gran poder humectante.

La uva ha revolucionado el campo de la cosmética, que ha sabido aprovechar sus excelentes propiedades creando efectivos tratamientos antiedad. Hoy en día, de la uva se aprovecha todo, sus hojas, su piel, su pulpa y hasta las pepitas. Existen numerosos productos cosméticos como cremas, lociones y mascarillas, que contienen los principios activos de las uvas.

Se utilizan en tratamientos faciales y corporales que previenen el envejecimiento

Las uvas son ricas en polifenoles, sustancias que protegen la elastina y el colágeno de la piel y le otorgan juventud, elasticidad y firmeza. Las uvas tienen un gran poder vitamínico, que actúa contra las temidas arrugas, además contienen vitamina B y potasio, considerados antioxidantes, lo que ayuda a coger fuerza a la piel, siendo una importante fuente de energía.

Poseen propiedades hidratantes y humectantes que ayudan a combatir la sequedad de la piel y a reducir las arrugas con su notable efecto lifting.

También se le atribuyen propiedades desinflamantes y antialérgicas

Dicen que las vendimiadores han tenido siempre la piel más tersa que las demás personas. Sea mito o realidad, lo cierto es que la uva tiene unas propiedades que van muy bien a la piel, llegando a paliar los efectos del paso de los años, reduciendo y actuando directamente sobre las arrugas que se forman en el cuerpo.

Si cortas por la mitad uvas blancas sin semilla y después te las pasas alrededor de los ojos y la boca, dejándolo secar, antes de aplicarte el maquillaje notarás como ayuda a desvanecer las arrugas.

Te ofrecemos la fórmula de una receta casera para elaborar tu propia crema:

  • Preparar dos uvas verdes sin semilla y dos cápsulas de vitamina E.
  • Abrir las cápsulas de vitaminas y mezclarlo con las uvas.
  • Colocar en la zona afectada y dejarla actuar durante la noche.
  • Al día siguiente enjuagar el rostro con agual tibia.