Un pueblo de Sevilla se queda sin agua por el "consumo desorbitado" tras el llenado masivo de las piscinas

Piscina
Piscina.
EUROPA PRESS

El municipio de Castilblanco de los Arroyos (Sevilla) está sufriendo incidencias en el suministro de agua potable desde hace varios días, porque según el Ayuntamiento de la localidad "en tan sólo dos días se ha triplicado el consumo habitual", por la llegada de ciudadanos que tienen su segunda residencia en la localidad y que, con la flexibilización de las medidas en el proceso de desescalada se han trasladado al pueblo sevillano.

El alcalde, José Manuel Carballar, manifestó en un comunicado que la incidencia no deriva de "averías en las redes de suministro, disminución de caudal o descenso de las reservas embalsadas, sino por un consumo descomunal, ya que en todo momento las infraestructuras estuvieron funcionando a pleno rendimiento", por lo que atribuyen las incidencias all llenado masivo de las piscinas con la llegada de más personas y la subida de temperaturas.

El problema, según insistió, "ha sido provocado por un incremento muy excesivo de agua en esas horas no obedecen al aseo ni al consumo directo", mediando al respecto "un importante aumento de la población durante estos últimos días que, a su vez, han coincidido con el levantamiento de las restricciones por el coronavirus y el incremento de personas residentes en el municipio", en el que abundan las segundas residencias.

Por eso, el Ayuntamiento está "valorando de cara al verano establecer controles que garanticen la calidad y el suministro de agua que irán desde cortes en la red de abastecimiento hasta el endurecimiento de sanciones económicas a los elevados consumos".

El Grupo municipal de NIVA-IU, de su lado, ha lamentado que desde el Ayuntamiento "no se haya informado previamente de estos cortes" y entiende que el acceso al agua es un bien de primera necesidad, básico para la vida, "que no se le puede negar a ninguna persona". Por eso, ha reclamado al Gobierno local que "garantice el abastecimiento en un año que no ha estado marcado precisamente por la escasez de recursos hídricos en la provincia".

Los ediles de la coalición de izquierdas, en ese sentido, estudian "tomar las acciones que sean oportunas para que se depuren responsabilidades políticas ante esta situación", cursando además "un llamamiento a los vecinos para que hagan un uso responsable de este bien, solicitando el llenado de piscina y esperando la preceptiva autorización municipal".

48 horas sin agua

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos (PSOE), ha manifestado este jueves que su institución se ha puesto ya "en contacto" con los alcaldes de Burguillos -que también ha presentado incidencias por desabastecimiento de agua- y Castilblanco de los Arroyos, ante las incidencias surgidas en el suministro de agua potable de tales municipios.

Durante el pleno telemático celebrado este jueves por la Diputación, la portavoz del Grupo de Adelante, María Iquierdo (IU), ha reclamado que la institución estudie cómo "contribuir" a resolver la situación suscitada en tales localidades a cuenta de las interrupciones en el suministro de agua. Señalando el caso de vecinos que han pasado hasta "48 horas sin agua", María Izquierdo ha pedido trabajar conjuntamente con los ayuntamientos de tales municipios para afrontar este "grave problema".

Villalobos, en ese sentido, ha defendido que su institución ha entrado "en contacto con los alcaldes" de tales municipios para colaborar en la solución. "Estamos preocupados", ha asegurado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento