El abogado que denunció el 8-M pide a la juez que impute a Simón por desobediencia y denegación de auxilio

El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, este martes 26 de mayo.
El director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, este martes 26 de mayo.
EFE / Moncloa

El letrado de la acusación que ha llevado las manifestaciones del 8-M en Madrid a los tribunales ha pedido hoy que se cite como investigado a Fernando Simón, por posibles delitos de desobediencia y denegación de auxilio en su gestión de la epidemia.

El abogado representante de la Asociación contra la Gestión del Coronavirus (que es quien ejerce de acusación), Víctor Valladares, considera que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias Sanitarias incurrió en una "flagrante dejación de funciones" en la gestión de la pandemia y le acusa de alentar la asistencia a las marchas por el Día de la Mujer mientras se prohibían otras.

Tras conocerse que la acusación pedía incluirle en la causa por el 8-M, cuya investigación en un juzgado de Madrid ha causado todo un terremoto político en el seno del Ministerio del Interior, Simón ha afirmado no tener "nada que ocultar ni nada que decir al respecto". "Yo no he recibido nada, no sé exactamente de qué se me denuncia", ha dicho el epidemiólogo en rueda de prensa esta tarde, para después añadir que, si se le reclama en los juzgados, acudirá. 

"Tampoco estoy para centrarme en este tipo de cosas, si hay fechas y hay plazos donde tenga que hacer algo, lo haré", ha apuntado.

"Estoy centrado en hacer nuestro trabajo lo mejor que podamos, estamos dejándonos la piel en ello", ha continuado. 

Preguntado por las peticiones de dimisión contra su persona vertidas por algunos partidos políticos, Simón ha respondido que en ningún momento se plantea dejar su trabajo. "Si se considera que debo de dejarlo, yo, obviamente, asumiré la solicitud o la orden que se me dé y me echaré a un lado, pero desde luego lo que no voy a hacer es abandonar el barco", ha zanjado.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha comparecido junto a él, echó un capote al médico a quien tachó de "servidor público ejemplar". Illa ha insistido además que el 8-M "hicimos lo que teníamos que hacer con la información que teníamos en ese momento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento