Alcoa anuncia el despido colectivo a 534 trabajadores de su planta de aluminio en Lugo por su producción "insuficiente"

Protesta convocada en Lugo por nuevo comité de empresa de Alcoa San Cibrao para pedir la continuidad de la fábrica de la Mariña y el mantenimiento de los puestos de trabajo.
Protesta convocada en Lugo por nuevo comité de empresa de Alcoa San Cibrao para pedir la continuidad de la fábrica de la Mariña y el mantenimiento de los puestos de trabajo.
EFE/ Eliseo Trigo

La multinacional estadounidense Alcoa ha anunciado este jueves que inicia el despido colectivo de 534 trabajadores de los 610 de una de sus factorías en San Cibrao (Lugo), por su producción "insuficiente".

En un comunicado, la compañía ha justificado los despidos por "la situación insostenible por la que atraviesa la planta de aluminio, debido a factores estructurales inherentes y a dificultades de carácter permanente".

Asimismo, ha anunciado el inicio de un periodo de consultas para el proceso de despido colectivo, siendo "consciente del posible impacto en los empleados" y proponiendo abrir un período informal de consultas de tres semanas con la representación de los trabajadores, que tendrá una duración aproximada de tres semanas, para explicar la situación de la planta, los retos que afronta y discutir las opciones y medidas", explica la multinacional, asegurando que "no se tomará ninguna decisión hasta que un periodo de consultas haya concluido".

Según explica la compañía en el escrito, el cierre de la planta se debe a "una serie de problemas externos de producción y de mercado que han hecho que la producción de aluminio primario sea ineficiente y la operación de la planta no sea competitiva". Entre esos problemas estructurales, indican que se incluyen los altos costes de energía y el bajo precio del aluminio que "junto con el exceso de capacidad global, han causado significativas pérdidas recurrentes, que se prevé que continúen". 

El 30% del PIB de la provincia

El presidente del Grupo Alcoa en España, Álvaro Dorado, había convocado este jueves a los trabajadores de la planta de San Cibrao, en Cervo (Lugo), para abordar medidas anta una situación que calificaron de "insostenible".

"Si el Ministerio de Industria sigue haciendo oídos sordos se quedará sin industria en España"

El presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, en declaraciones a Europa Press, ya expresó la necesidad de establecer "un precio competitivo de la energía al igual que el resto de Europa" y ha advertido de que "si el Ministerio de Industria sigue haciendo oídos sordos se quedará sin industria en España". 

Por su parte el alcalde de Cervo, Alfonso Villares, piensa que cerrar Alcoa supondría "dejar morir a A Mariña", ya que la empresa soporta, según sostiene el regidor, "el 30% del producto interior bruto de la provincia de forma directa e indirecta". 

Nacionalización de la planta

El Bloque Nacionalista Galego (BNG), antes de saberse la decisión de la compañía, ha defendido la nacionalización de la planta de Alcoa en Lugo, en el caso de que ésta cerrara. "Alcoa debe de ser nacionalizada para garantizar la actividad y los puestos de trabajo", ha asegurado el diputado Néstor Rego durante su intervención ante la Comisión de reconstrucción social y económica de la Cámara Baja, en la que comparece este jueves el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias.

Iglesias, por su lado, ha asegurado que las nacionalizaciones "son perfectamente posibles en la Constitución Española" y que podrían ser "gran solución. Asimismo, ha querido remarcar que el coronavirus ha constatado "el fracaso del modelo de las deslocalizaciones", que ha debilitado a las administraciones con la crisis, situándolas en "una posición de debilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento