¿Por qué deberías lavar una lata antes de beber de ella? ¿Qué otras precauciones debemos tener?

Incluir los refrescos en la dieta habitual de los niños tiene graves efectos.
Refrescos.
ISTOCK

Actualmente, los refrescos vienen envasados en distintos formatos, desde botellas de plástico de diferentes tamaños, hasta latas de aluminio. Los refrescos en estas latas, que en muchas ocasiones se consumen directamente del envase,han estado siempre en el punto de mira. 

Para llevar los refrescos y consumirlos fuera de casa, las latas son una opción muy cómoda para transportarlas ya que, además de ser pequeñas, se enfrían y conservan la temperatura durante más tiempo. 

¿Por qué hay que lavar la lata antes de beber de ella?

Mucha gente opta por pasar una servilleta por la apertura de la lata de refresco o, simplemente, limpiarla con la mano antes de beber directamente de la lata. Aunque esto puede dar una sensación de tranquilidad, puede que no sea suficiente para eliminar la suciedad. 

Así, hay que tener en cuenta que, aunque con pasar un pañuelo o una servilleta se elimine la suciedad superficial o el polvo, no desinfecta ni elimina los posibles microorganismos que pueda tener, según indica la web de Consumer.

De este modo, se tienen que lavar las latas para una mayor seguridad, ya que la higiene es siempre mejorable y nunca de más. Sin embargo, no hay que dejarse llevar por los bulos y las noticias falsas que indican el gran peligro de la latas. Si estas son manipuladas de forma correcta, no son peligrosas, ya que la carga microbiológica de las latas tendría que ser muy alta para suponer un riesgo para la salud. 

Precauciones a tener en cuenta

Antes de beber directamente de la lata, hay que fijarse en una serie de recomendaciones que pueden evitar que se adquieran o consuman latas que pueden no cumplir con las medidas de higiene necesarias.  

En primer lugar, antes de abrir la lata hay que lavarla bien por fuera, sobre todo, si se va a beber directamente de ella. Algunos packs de latas vienen con un envoltorio de plástico que evita el polvo y la acumulación de suciedad. Sin embargo, es mejor tomar precauciones. 

En segundo lugar, la lata ha de estar en buenas condiciones, evitando comprar o consumir de latas que estén oxidadas, puedan tener golpes o estén hinchadas. Si la lata está hinchada, puede ser debido a la contaminación bacteriana o por la presencia de poros. 

Ademas, si la lata presenta golpes, puede haber contaminación química causada por el óxido de la lata en contacto con el alimento. 

Por otro lado, hay que evitar beber directamente de latas compradas a vendedores ambulantes o sitios donde haya dudas de si las medidas de higiene son las adecuadas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento