Mercadona incrementa un 60% la venta de queso rallado por el aumento de platos caseros durante la pandemia

Estantes llenos de queso rayado en Mercadona
Estantes llenos de queso rallado en Mercadona
Mercadona

Mercadona ha experimentado un incremento de más de un 60% en las compras del queso rallado, ingrediente indispensable en las recetas que los clientes se preparan en casa. La cadena de supermercados ha detectado un cambio de tendencia en las costumbres de los consumidores, a raíz del confinamiento por la Covid-19, que ha provocado un aumento del consumo de platos elaborados en casa y la utilización en múltiples recetas de este ingrediente.

Entre el surtido de quesos rallados elaborados por el Proveedor Totaler LaFuente en Heras (Cantabria), destaca la Mozzarella Rallada, generalmente utilizada para pizzas y paninis; el Rallado 4 Quesos, usado sobre todo para fundir y gratinar platos como lasañas o canelones; y el Rallado Polvo, empleado generalmente para la pasta, resalta la compañía en un comunicado.

Asimismo, destaca el Rallado Fundir, elaborado por el Proveedor Totaler Entrepinares en Valladolid, utilizado para gratinar y fundir en aquellas recetas donde se busque un plato con toque gratinado.

Otros productos estrella

La pandemia de coronavirus ha propulsado la venta de otros artículos de forma espectacular. El caso más popular es el del papel higiénico, que fue todo un éxito en ventas sobre todo durante las primeras semanas del confinamiento. Los trabajadores no daban crédito y varios establecimientos tuvieron que limitar las compras de este producto. Los expertos señalaron que los motivos podrían ser que se trata de un artículo de difícil sustitución, y que al ser al ser un producto grande ocupa más espacio en los estantes de los supermercados, creando una sensación de desabastecimiento que no estamos acostumbrados a ver.

Otro producto estrella es la harina, que disparó sus ventas un impresionante 196% durante el confinamiento según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Los ciudadanos se apresuraron a los supermercados a comprar harina y levadura, agotada en muchos establecimientos, para cocinar repostería en casa. Es común ver en redes sociales imágenes de magdalenas, bizcochos, galletas e incluso pan, por parte de quienes se están animando a seguir las recetas que también abundan en Internet.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento