Los tatuajes ya no son para siempre

  • El láser los 'borra' cuando ya no nos gustan.
  • El proceso cuesta entre 600 y 6000 euros y dura varios meses.
  • Los colores que mejor se quitan son el negro y el rojo.
  • Un 25% de jóvenes españoles tiene su cuerpo tatuado.
Tatuaje en la espalda. (ARCHIVO)
Tatuaje en la espalda. (ARCHIVO)

A medida que avanza la ciencia lo hace también la moda de tatuarse el cuerpo. Si hasta hace poco esta práctica estaba mal vista e incluso de mal gusto, hoy en día es algo común, especialmente entre la gente joven.

A pesar de que un 25% de jóvenes españoles entre 15 y 30 años llevan su cuerpo tatuado , muchos son los que se arrepienten. Hasta ahora, si transcurrido un tiempo uno se cansaba o le impedía realizar determinados trabajos (está prohibido en el Ejército o para ser azafata, por ejemplo), tenía que taparlo de la mejor forma posible.

Poco eficaz

Sin embargo, con la aparición del láser es mucho más fácil deshacerse de él, aunque "costará tiempo, dinero y, además, puede quedar cicatriz y no desaparecer del todo" advierte la dermatóloga Rosa Ortega.

El proceso, cuyo precio oscila entre los 600 y 6000 euros, consta de entre cinco y diez sesiones de diez minutos, que se hacen mensualmente y es más efectivo con colores oscuros como el negro y el rojo.

Los dermatólogos aseguran que cada vez son más las mujeres de clase media y más de 40 años que se marcan el tobillo o el hombro, "en muchas ocasiones piensan que son muy modernas y se tatúan en el mismo sitio del cuerpo que sus hijas", asegura la doctora Ortega.

Sin embargo, son también muchas de estas mujeres las que se cansan de ello y acuden al láser para borrar sus huellas: "de cada tres arrepentidos, dos son mujeres" afirma Concha Obregón, de la Sociedad Española de Medicina Estética.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento