El Consejo de Ministros aprobará este martes un luto de diez días, el más largo de la democracia

Dos banderas de España en los balcones, una de ellas con crespón negro.
Dos banderas de España en los balcones, una de ellas con crespón negro.
Jorge París 

El Consejo de Ministros aprobará este martes el luto oficial en España. El país se sumirá durante diez días en un recuerdo a las víctimas del coronavirus bajo el luto oficial más largo de la historia de la democracia. 

Hace semanas, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció en el Congreso que cuando todo el territorio español estuviera en la fase 1 de la desescalada, decretaría la medida. En ese periodo, ondearán a media asta las banderas de todos los edificios públicos y de los buques de la Armada, avanzó el presidente en su comparecencia semanal desde el Palacio de la Moncloa. 

"Los fallecidos en esta epidemia merecen nuestro recuerdo perdurable", pero "merecen un homenaje aún mayor: merecen nuestra convivencia y nuestra concordia", dijo Sánchez en su comparecencia del fin de semana. "Perdieron la vida aquejados del mismo mal y vivieron sus últimos días en el mismo suelo. Juntos debemos convivir en el mismo país que ellos construyeron. España se lo debe", concluyó el presidente.

Eso sí, esta es una situación sin precedentes. España no cuenta con un ordenamiento jurídico marco para estos casos, y tiene que hacerse por tanto "decreto a decreto". Cada vez que se quiera decretar el luto, ha de aprobarse uno. La característica común en todos, eso sí, son las banderas a media asta.

En algunos casos, se puede acudir al Real Decreto 2099/1983, de 4 de agosto de 1983, por el que se aprueba el Ordenamiento General de Precedencias en el Estado. También al Reglamento de Honores Militares, en su artículo 37. Este reza que "los honores fúnebres militares se rendirán por una unidad con Bandera, banda y música y consistirá en la interpretación del himno nacional completo, arma presentada y una descarga de fusilería. En su caso, la salva de cañonazos que corresponda"

Los homenajes, en julio

Sánchez recomendó este lunes a los alcaldes de su partido que esperen al mes de julio para organizar los homenajes que consideren convenientes en recuerdo de las víctimas del coronavirus, ya que para entonces podrán celebrarse con una mayor afluencia de público que en la actualidad.

Sánchez ha presidido este lunes por videoconferencia una reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, en su versión más reducida. En el encuentro, el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha interesado por esta cuestión ya que planea organizar en su ciudad un homenaje al margen del funeral de Estado que el presidente ha anunciado para el final del proceso de desescalada en todo el país, lo que se espera para los primeros días de julio, si todo va bien.

El líder socialista ha aconsejado a Puente, y por extensión al resto de alcaldes socialistas que tengan planes en marcha en el mismo sentido, que esperen a organizar este tipo de actos a partir del mes de julio, cuando previsiblemente puedan celebrarse sin las restricciones de aforo que rigen en el momento actual como consecuencia de la vigencia del estado de alarma.

Sánchez no compartió con los miembros de su Ejecutiva nuevos detalles acerca del funeral de Estado que el Gobierno se dispone a organizar en recuerdo de las más de 26.000 víctimas mortales de la COVID-19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento