Brasil suma 23.473 muertos por coronavirus y roza ya los 375.000 casos

Un trabajador sanitario toma la temperatura a un pasajero para detectar síntomas de COVID-19, en la zona de embarque del aeropuerto internacional de Guarulhos, en Sao Paulo (Brasil).
Un trabajador sanitario toma la temperatura a un pasajero para detectar síntomas de COVID-19, en la zona de embarque del aeropuerto internacional de Guarulhos, en Sao Paulo (Brasil).
FERNANDO BIZERRA / EFE

Brasil confirmó este lunes 807 nuevas muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, con lo que el total de fallecidos llega a 23.473, mientras que los casos ascienden ahora a 374.898.

Según el Ministerio de Salud brasileño, el gigante sudamericano sumó en el mismo período 11.687 nuevas infecciones, por lo que se mantuvo como el segundo país del mundo con más casos, por detrás solamente de Estados Unidos, que tiene unos 1,6 millones de casos confirmados de COVID-19.

La región sureste de Brasil, la más poblada, sigue como epicentro de la pandemia en el país, con 140.250 casos y 11.020 decesos, de los que el estado de Sao Paulo, donde viven unos 46 millones de personas, concentra casi 85.000 del total de infectados y 6.220 fallecidos.

Le sigue Río de Janeiro, con unos 40.000 casos y más de 4.000 muertos, lo que no impidió que varias ciudades fluminenses iniciaran en los últimos días una reapertura gradual de sus actividades.

La pandemia del coronavirus parece acelerarse también en el empobrecido nordeste brasileño, una zona conformada por 9 de los 27 estados del país y que suma ya alrededor de 130.000 casos, con más de 7.000 decesos.

En esa región la situación más crítica está en los estados de Ceará, con 2.493 fallecidos y donde algunas ciudades como la capital, Fortaleza, se encuentran bajo el confinamiento absoluto, y Pernambuco, que registra 2.248 decesos.

Igualmente preocupa el escenario de Maranhao, con 784 óbitos y más de 22.000 casos de coronavirus y donde el Gobierno regional anunció un proceso "gradual y con seguridad" de liberación de las actividades económicas en el estado a partir de este lunes, tras tres semanas de confinamiento.

Ya en el norte del país, el amazónico de Pará, que también acaba de salir del confinamiento masivo, encabeza la lista de estados con más muertes, al contabilizar 2.372, mientras que el vecino Amazonas, cuyo sistema funerario empieza a recuperarse tras el colapso de hace unas semanas, registra 1.781 fallecidos.

Ensayos de reapertura

A pesar de la rápida escalada tanto en el número de casos como de fallecidos, diversas ciudades brasileñas han iniciado en los últimos días la reapertura gradual de sus actividades.

En la jornada de este lunes, hubo aglomeraciones y colas de personas que aguardaban para acceder al interior de tiendas en varias localidades, como Duque de Caxias, el segundo municipio con más muertes en Río de Janeiro, y Niteroi, donde salones de belleza, inmobiliarias, hoteles y talleres mecánicos pasaron a funcionar bajo algunos protocolos sanitarios.

Por su parte, en la ciudad de Río, el alcalde carioca, el pastor evangélico Marcelo Crivella, extendió por una semana más las medidas de aislamiento social, aunque garantizó que volverán a funcionar las iglesias y templos religiosos en la "Ciudad Maravillosa".

Y en Sao Paulo, el gobernador Joao Doria descartó la implementación de un confinamiento y adelantó que las medidas de aislamiento social serán "inteligentes" y "heterogéneas" a partir del 1 de junio, cuando está previsto el fin de la cuarentena vigente desde el 24 de marzo según las características particulares de cada región del estado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento