Bodas, bautizos, comuniones... ¿qué normas hay que seguir en la iglesia?

MLG 18-05-2020.-Celebración de una misa en la Catedral de Málaga durnate el primer día de la Fase 1.-ÁLEX ZEA.
Celebración de una misa en la Catedral de Málaga durnate el primer día de la Fase 1.
ALEXZEA

A partir de la entrada en fase 1 y, también, para aquellos territorios que se encuentran en fase 2, se permite la apertura de lugares de culto, tales como las iglesias. 

Concretamente, en la fase 1 se permite la apertura de estos lugares sin superar el aforo de un tercio, mientras que en la fase 2 el aforo se ve ampliado hasta un 50%, tal y como establece la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo y la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, respectivamente. Además, en ambos casos habrá que respetar una serie de medidas de higiene y prevención. 

¿Qué sucede con las bodas, bautizos, comuniones...?

En primer lugar, a la hora de comulgar durante la celebración de la misa, la Conferencia Episcopal Española establece que los ministros que la distribuyan deberán desinfectarse las manos antes de hacerlo. Además, si el sacerdote es mayor, habrá que establecer ministros extraordinarios para la distribución de la Eucaristía. 

Por otro lado, el diálogo individual que se lleva siempre a cabo ("El Cuerpo de Cristo" y "Amén"), se hará de forma colectiva después de la respuesta "Señor no soy digno...". Así, la comunión se hará en silencio.

En cuanto al bautismo, se hará de forma breve. Para administrar el agua bautismal, tendrá que hacerse desde un recipiente al que no retorne el agua utilizada, evitando así cualquier tipo de contacto entre los bautizados. En las unciones se puede utilizar un algodón o bastoncillo de un solo uso, incinerándose al terminar la celebración.

Por otro lado, en cuanto a la celebración del matrimonio, todos los elementos como, por ejemplo, los anillos o las arras, deberán ser manipulados exclusivamente por los contrayentes. Además, habrá que tener especial cuidado a la hora de la firma por parte de los contrayentes y testigos, así como en la entrega de la documentación. 

En cuanto a la confirmación, se puede utilizar para la crismación un algodón o bastoncillo, como se ha indicado en el caso del bautismo. Hay que tener especial atención en la higiene de manos entre cada contacto, cuando haya varias personas que vayan a ser confirmadas.

La celebración del Sacramento de la reconciliación y los momentos de escucha de los fieles, además de proceder con las medidas generales, como el uso de mascarilla y la desinfección de manos, se hará en un espacio amplio, para mantener la distancia social y asegurando la confidencialidad. 

Así, tanto el fiel como el confesor deberán llevar mascarilla y, al acabar la confesión, se aconseja de nuevo el lavado y desinfección de manos y superficies. 

La unción de enfermos se hará de forma breve, administrando los óleos con bastoncillo o algodón. Además, los sacerdotes muy mayores o enfermos no deberán administrar este sacramento a personas que están infectadas por coronavirus.

Para los funerales y las exequias se seguirán los mismos criterios de la misa dominical. Así, aunque sea difícil en esos momentos de dolor, hay que evitar los gestos de afecto que implican contacto personal y la importancia de mantener distancia de seguridad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento