Cómo ir a misa en la Fase 1: así se preparan las iglesias

Un soldado desinfecta el interior de la Parroquia de Sant Vicenç de Sarria en Barcelona.
Un soldado desinfecta el interior de la Parroquia de Sant Vicenç de Sarria en Barcelona.
PARROQUIA DE SANT VICENÇ DE SARRIA

La Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, donde se regulan las diferentes medidas de alivio para los territorios que se encuentran en fase 1, establece una serie de pautas para la apertura al público de los lugares de culto religioso. 

Así, se puede leer: "Se permitirá la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un tercio de su aforo y que se cumplan las medidas generales de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias". 

¿Qué normas hay que seguir para acudir a misa?

Además de no superar un tercio del aforo, con las distintas formas que permite la orden ministerial para calcularlo, hay otra serie de obligaciones que establece el BOE y que se han de llevar a cabo a la hora de volver a las iglesias.

En primer lugar, el uso de mascarilla será obligatorio con carácter general. Además, habrá que desinfectar los espacios a utilizar de los lugares de culto antes cada reunión o celebración.

Por otro lado, la entrada y salida de la iglesia deberá estar organizada para evitar aglomeraciones y se pondrá a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes en la entrada. 

No se podrá usar el agua bendecida, se evitará el contacto personal, manteniendo la distancia de seguridad, no se distribuirán objetos, libros o folletos y no se llevará a cabo la actuación de los coros. 

Desde la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús de Madrid han elaborado un vídeo donde se resumen todas estas medidas de cara a que todos los fieles puedan cumplirlas. 

Medidas a la hora de comulgar

Uno de los momentos de la misa en los que es más probable el contacto cercano entre las personas es, precisamente, el momento de comulgar. Por ello, la Conferencia Episcopal, ha elaborado también una serie de pautas que los fieles han de cumplir: 

  1. El sacerdote celebrante desinfectará sus manos al empezar el canon de la misa, y los demás ministros de la comunión antes de distribuirla.
  2. El diálogo individual de la comunión ("El Cuerpo de Cristo", "Amén"), se pronunciará de forma colectiva después de la respuesta "Señor no soy digno…", distribuyéndose la Eucaristía en silencio.
  3. En el caso de que el sacerdote fuera mayor, se establecerán ministros extraordinarios de la Eucaristía para distribuir la comunión.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento