Paula Usero ('Amar es para siempre'): "Luisita ha hecho que deje de ser invisible"

  • La actriz ha destacado la importancia que este personaje ha tenido en su vida: "Ha hecho que sea más valiente".
Las actrices Paula Usero y Carol Rovira en '#Luimelia'.
Las actrices Paula Usero y Carol Rovira en '#Luimelia'.
ATRESMEDIA

Amar es para siempre fue el vehículo, #Luimelia el proyecto de conquista y La boda de Rosa, la nueva película de Icíar Bollaín, la confirmación de que la carrera de Paula Usero ha despegado. La actriz habla de su trayectoria y del impacto del personaje de Luisita en su vida: "Ha hecho que sea más valiente".

Existen muchas maneras, mediante poses estudiadas, discursos aprendidos o sonrisas impostadas, para llamar la atención de los focos y, de algún modo, brillar ante las cámaras. Sin embargo, siempre habrá un selecto grupo de personas cuya principal arma, la naturalidad, hará que los focos y las cámaras se giren en su dirección.

Es el caso de Paula Usero (Valencia, 1991), cuya naturalidad traspasa la pantalla y genera esa orgánica conexión con un público que, como ha ocurrido con el fenómeno #Luimelia, reclama su presencia en más proyectos.

El compromiso con el trabajo, la cercanía y el optimismo son términos con los que Paula Usero se identifica y a los que recurre cuando tiene que enfrentarse a la siempre complicada pregunta de definirse a sí misma.

"Soy una persona que lucha por sus objetivos y sueños, bastante cercana y comprometida con el trabajo y, sobre todo, optimista y resolutiva", señala Usero en una entrevista en la que hace un repaso a sus inicios como actriz y a los últimos proyectos con los que ha conquistado a la audiencia.

Entre risas, relata cómo fueron sus primeros pasos ante las cámaras y el "ojo" que tuvieron tanto una de sus tías como sus amigos cuando la animaron a apuntarse a castings: "Con siete años hacía muchos anuncios porque mi tía se fue a una agencia y enseñó una foto mía que, al parecer, debió gustar mucho porque empezaron a llamarme para hacer pruebas", cuenta la actriz, quien reconoce: "Estaba en prácticamente todos los anuncios de las muñecas de Famosa".

A pesar de ser una habitual de los platós, las cámaras y el 'acting', Usero admite que no había sentido realmente la llamada de la interpretación: "Hacía extraescolares de teatro pero nada comprometido. Se fue gestando poco apoco pero de un manera de la que casi ni yo fui consciente".

Fueron sus amigos, estudiantes de Comunicación Audiovisual, los que la "llamaban para hacer de actriz en sus cortos semanales" y los que, poco a poco, hicieron que el gusanillo de la interpretación despertara en ella: "'Creo que tú puedes ser actriz, Paula'", recuerda que le comentaba una y otra vez.

"Nunca jamás pensé que verían en mi posibilidades de nada. Yo tenía mucho morro y trataba de mostrar mucha cara dura porque no sabía realmente cómo se hacía, pero no esperaba nada al hacer las pruebas", cuenta la actriz, que finalmente consiguió una plaza en el Grado en Interpretación Textual de la ESAD de Valencia.

De nuevo la providencia y "la magia", como lo llama ella, de una de sus tías, quien le decía que tenía que estar en Amar es para siempre, volvieron a surtir efecto y, "sin esperarlo" se hizo con un personaje en la serie diaria. Todo ello tras haber obtenido un papel en la película El Olivo (2016) de Icíar Bollaín, quien volvería a llamarla para trabajar en La boda de Rosa (2020), que se estrenará el próximo 3 de julio.

"Estaba en tercero y recuerdo que al personaje de Anna Castillo, que estaba en 'Amar', lo mandaron a París. La gracia de todo aquello es que la habían llamado para hacer la película de El Olivo en la que yo también estaba", relata la actriz, que añade: "Luego a mí me surgió 'Amar'. Es como si fuera magia".

Llegó Amar es para siempre y con ella el personaje "más importante" de su carrera, Luisita, un papel que le ha permitido, por un lado, conquistar al público y, por otro, llevarse un aprendizaje "enorme" a nivel personal: "He trabajado como una auténtica bestia pero ha merecido la pena".

"Luisita ha hecho que sea más valiente. Es el primer trabajo con el que he obtenido reconocimiento, no sólo del público, sino a nivel interno. Me ha permitido coger peso ante las cámaras, dejar de ser invisible y hacer que mis palabras cobren importancia y traspasen la pantalla", desarrolla la actriz, que reconoce que el papel supone una "gran responsabilidad".

Fue a raíz de la "empatía" del público con Luisita y Amelia (Carol Rovira) y sus deseos de ver desarrollada su historia de amor como surgió el fenómeno #Luimelia, el siguiente paso en su conexión con la audiencia: "Es una responsabilidad hacer un personaje con el que mucha gente se siente identifica y empatiza".

"Saber que gracias a las cosas que tú dices en la serie hay gente que cambia sus vidas es increíble", añade la actriz, que atribuye el éxito de la serie a "la manera orgánica, natural y fresca" de desarrollar la historia.

"Somos tal y como nos mostramos, no tratamos de dar lecciones de nada ni intentamos acercarnos al público por interés. Nosotras somos y pensamos así", sentencia la actriz, que concluye la entrevista con sus deseos de cara al futuro: "Busco vivir de esta profesión hasta que me muera. Deseo vivir de esto y continuar siendo feliz como hasta ahora".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento