La investigación en microbiología del laboratorio de ITACyL se alía contra de pandemia y produce 1.200 kits PCR al día

El laboratorio de microbiología del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL) contribuye a la nueva situación de crisis provocada por la pandemia del COVID-19 y desde hace una semana se ha sumado a la lucha contra el virus con la elaboración de 1.200 kits de pruebas de diagnóstico diarios, tubos con medio de transporte para la toma y conservación de las muestras para realizar las pruebas PCR.
Una de las investigadoras del Laboratorio del ITACyL elaborando uno de los kits para pruebas PCR.
Una de las investigadoras del Laboratorio del ITACyL elaborando uno de los kits para pruebas PCR.
ITACYL

La Consejería de Sanidad publicó el pasado día 13 una resolución por la que encomienda al laboratorio del ITACyL la preparación de los kits de pruebas de diagnóstico de detección del virus, lo que ha llevado a que en este laboratorio se combine la investigación en el sector agroalimentario con la producción del líquido y los tubos donde se deben conservar los hisopos con los que se toman las muestras a los pacientes para hacer las pruebas PCR.

La adaptación ha sido "rápida", asegura la investigadora y responsable del laboratorio, Marta Hernández, ya que en el "día a día" de este centro es normal que los técnicos e investigadores realicen mezclas de líquido para sus experimentos e investigaciones, por lo que una vez recibida la encomienda de la Consejería de Sanidad se puso en marcha el proceso.

Desde Sanidad se pidió la elaboración de unos 1.000 kits diarios pero la producción alcanza las 1.200 unidades con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de la Comunidad y para evitar un posible desabastecimiento ya que, tal y como explica a Europa Press Marta Hernández, hay otras autonomías y países con escasez de kits de toma de muestra, por lo que se trata de que no se repita una situación como la vivida con las mascarillas y los equipos de protección al inicio de la pandemia.

"Es necesario que todo el sector público una esfuerzos", defiende Hernández, quien también forma parte del equipo del ITACyL que participa en el Laboratorio de la Universidad de Valladolid (UVA) para analizar las pruebas PCR, unas 400 al día, aunque deja claro que es un facultativo sanitario de Atención Primaria o de un centro hospitalario el que hace el diagnóstico clínico de esa prueba en base a los resultados de PCR facilitados.

El equipo que se encarga de la producción de los kits para la pruebas PCR está formado por Marta Hernández, que es veterinaria y miembro de la Academia de Ciencias Veterinarias de Castilla y León y de la Academia de Medicina de Valladolid, así como por el responsable del laboratorio de I+D del ITACyL, Pedro López, y otros dos técnicos, Yolanda Andrés y Héctor del Valle.

Estos kits que se elaboran en el laboratorio del ITACyL están formados por un líquido que es un medio sintético que contiene antibióticos para evitar el crecimiento de las bacterias y donde se preservan los virus en los tubos hasta el momento de su análisis por PCR.

Una vez elaborados estos kits se conservan en cámaras frigoríficas a la espera de ser recogidas y repartidas por los diferentes laboratorios de la Comunidad donde se realizan las pruebas PCR de detección del COVID-19.

Marta Hernández es una defensora de la utilidad del servicio público aunque reconoce que la investigación necesita más inversión porque aunque "a veces no da resultados inmediatos" siempre aporta "conocimiento" necesario para adelantarse a situaciones como las que se viven en la actualidad, con un virus que ha puesto en jaque a todo el mundo.

Hernández entiende que a veces es difícil valorar la investigación porque es algo "que no se percibe en el día a día". Pero aunque no se ve y no se perciba, paradojas de la vida, será una vacuna, que surja de la investigación, entre otras cosas, la que permita al mundo entero derrotar a este nuevo virus.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento