Carod Rovira
Carod Rovira, en una imagen de archivo. EFE
El vicepresidente del Gobierno catalán, Josep Lluís Carod-Rovira, ha negado que el nombramiento de su hermano Apel·les como "embajador" de la Generalitat en París sea un caso de "nepotismo", como le han acusado desde la oposición, y ha opinado que dispone del perfil profesional adecuado para el cargo.
re las cuales figuraban las que CiU y grupo mixto le han formulado en relación con el nombramiento de su hermano Apel·les como delegado de la Generalitat en Francia.

Estamos ante un claro acto de nepotismo, porque se está primando la condición familiar

El diputado de CiU Carles Pallicer ha advertido al vicepresidente de que en el nombramiento de altos cargos hay que utilizar "más sentido común, más sentido de Estado y sin poner la familia de por medio", y ha puesto en duda que la experiencia, cualificación y perfil profesional de Apel·les Carod-Rovira sean los más idóneos.

Desde el grupo mixto, el diputado de Ciutadans José Domingo ha ido más lejos, y después de recordar que "nepotismo es dar cargos a amigos y familiares", ha recalcado: "estamos ante un claro acto de nepotismo, porque se está primando la condición familiar". Ante la pregunta directa de este diputado de si había primado precisamente la condición familiar a la hora de proponer el nombramiento, Carod-Rovira ha respondido con un lacónico "no".