El juez Javier Pérez, que instruye la investigación del accidente de aéreo ocurrido en el aeropuerto de Barajas el pasado 20 de agosto, ha requerido a Spanair que identifique al técnico que revisó el pasado 18 de agosto los 'slaps' del avión. Éste se estrelló, entre otras causas, porque estas partes de las alas estaban posicionadas en un modo inadecuado en el despegue, informaron este jueves fuentes jurídicas.

El requerimiento del juez iría encaminado a valorar una posible imputación de este técnico de mantenimiento debido a una revisión incorrecta de los 'slaps' que, junto a los 'flaps', sirven para que los aviones puedan coger altura.

Otra de las dudas del magistrado es si el modo vuelo estaba activado en tierra
Tanto los 'flaps' como los 'slaps' no estaban desplegados en la maniobra del despegue del
MD-82 siniestrado, lo que provocó que se cayera a los pocos segundos de levantarse. La catástrofe costó la vida de 154 personas.

El magistrado trata ahora de averiguar por qué el sistema de aviso sonoro de la configuración (TOWN) no funcionó, sin avisar al comandante Antonio García Luna de esta incidencia. El juez cree que la avería detectada en el calefactor de la sonda de temperatura que propició abortar el primer despegue fue "una consecuencia o manifestación de un fallo multifuncional" que afectó también al TOWS).

Otra de las dudas del magistrado es si el modo vuelo estaba activado en tierra. De este sensor depende la sonda de temperatura, y el sistema sonoros de avisos. Las conjeturas de algunos letrados se centran en que la decisión de los técnicos imputados de desactivar el calefactor del RAT pudo haber desconfigurado el modo vuelo-tierra.
 

Declaración de los imputados

Esta cuestión será aclarada el próximo 12 de noviembre con la declaración de los técnicos que revisaron el MD-82 tras la avería y el jefe de mantenimiento de Spanair. Se les acusa de 154 delitos de homicidio imprudente y 18 delitos de lesiones imprudentes ante los indicios que se infieren del borrador y del informe preliminar de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC).

La CIAIAC determinó que "la causa directa de la caída del avión pudo ser el hecho de no estar desplegados los 'flaps' y 'slaps' del aparato en el momento del despegue", lo que afectó a "la estabilidad de la aeronave, que entró en pérdida y cayó al suelo".