Contaminación en Madrid
Contaminación en Madrid. (ARCHIVO)

Los madrileños le dan una de cal y otra de arena a la atmósfera. Madrid es la región española que menos gases causantes de efecto invernadero emite por habitante (4,6 toneladas de dióxido de carbono por persona en 2007) y la octava autonomía en números absolutos: 28,3 millones de toneladas. Pero aún así está lejos de cumplir el protocolo de Kioto.

Sólo se podría alcanzar el protocolo de Kioto utilizando las energías renovables

"Madrid contamina poco en comparación con otras comunidades porque tiene poca industria. La mayor parte de los gases procede de los transportes y los usos domésticos", explica el autor del informe y portavoz de CC OO, Fernando Rodrigo. Un 40% de las emisiones de CO2 en Madrid proceden del tráfico, un 25% de las viviendas y un 35% de la industria.

La región no tiene grandes plantas de ciclo combinado, ni refinerías petrolíferas ni fábricas de carbón, las industrias que más agreden al medio ambiente. Esto le ayuda a estar por debajo de la media española (9,8 toneladas de CO2 por habitante).

Pero no todo son buenas noticias. Al ritmo que lleva, Madrid se pasará con creces de los compromisos adquiridos por el Gobierno español en el acuerdo de Kioto para luchar contra el cambio climático. Según este protocolo, en 2012 las emisiones de gases sólo podrán superar en un 15% lo que se emitía en 1990 (16,1 millones de toneladas).

España emite un 53,4% más

Sin embargo, la región cada vez se aleja más de este objetivo: las emanaciones aumentan imparables año a año y ya se lanza a la atmósfera un 75,9% más que en 1990 (en España aumentó un 53,4%). "Es difícil que en 2012 se cumpla Kioto. Sólo se podría alcanzar utilizando las energías renovables", apunta Carmelo Plaza, portavoz de Medio Ambiente de CC OO. La estrategia de la Comunidad se basa en "el Plan Azul de calidad del aire, el fomento del transporte público y la plantación de 15 millones de árboles".