Un hombre acusado de golpear, amenazar y retener ilegalmente a su ex mujer en Alicante ha aceptado hoy una condena de dos años de prisión y ochenta días de trabajos en beneficio de la comunidad, después de reconocer los hechos que se le imputaban.

El juicio por esta causa se ha celebrado hoy en la Sección Primera de la Audiencia de Alicante y ha concluido con un acuerdo de conformidad entre las partes, por el que el Ministerio Fiscal ha rebajado su petición de pena de cuatro años y cuatro meses a dos años de cárcel, según fuentes judiciales.

Los hechos ocurrieron sobre las 22.00 horas del pasado 7 de mayo en los alrededores de la plaza Hermanos Pascual de Alicante, donde residía la víctima.

La golpeó, la amenazó y le dijo que la iba a matar

Según la calificación del fiscal, el acusado esperó a que su ex mujer, con la que quería retomar la relación sentimental, regresara a su domicilio para asaltarla por sorpresa e introducirla en su vehículo.

Tras golpearla y amenazarla varias veces diciéndole que la iba a matar, detuvo el coche en un descampado y la obligó a bajar del vehículo, cogiéndola del cuello y colocándole una navaja a la altura de la garganta.

Tras esto, y como medida de defensa, la mujer le dijo al acusado que "podían intentarlo de nuevo", en referencia a la relación sentimental, y le convenció para que, juntos, regresaran al domicilio de la víctima.

Una vez allí, consiguió avisar a una amiga, a la que le pidió que llamara a la Policía.

En el juicio, el acusado ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de dos años de prisión por un delito de detención ilegal y otras dos de cuarenta días de trabajos en beneficio de la comunidad cada una por un delito de malos tratos en el ámbito familiar y otro de amenazas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE