El crecimiento del paro, la dificultad para pagar las hipotecas y la subida de los precios de los alimentos pintan un negro panorama para la economía de muchas familias cordobesas.

El pleno del Ayuntamiento añadió ayer una dificultad más al aprobar un aumento de las ordenanzas fiscales del 4,5% para 2009. Este crecimiento de los impuestos municipales es el más elevado que se ha registrado desde 2001 –último año del que se tienen datos oficiales al respecto.

Los tributos han subido de media un 3% en los últimos siete años

El expediente aprobado ayer, con el voto a favor de IU y de PSOE y el rechazo del PP, fija ese 4,5% para la gran mayoría de tasas locales de cara al próximo año.

Este es el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, la recogida de basura y las zonas azules de aparcamiento, según se refleja en las ordenanzas fiscales.

No obstante, también habrá impuestos que no subirán, como el de Construcciones y Obras (ICIO). En los últimos siete años, la media de incremento de los tributos locales en Córdoba ha sido del 3%, un punto y medio por debajo de la tasa prevista para 2009.

Discrepancias políticas

El teniente de alcalde de Hacienda, Francisco Tejada, reconoce que esta subida «no es una decisión fácil» y añade que está por debajo de la inflación interanual, que en agosto se situaba en el 4,9%.

Además, indica que habrá bonificaciones para algunos colectivos, como las familias numerosas. Por su parte, el portavoz municipal del PP, José Antonio Nieto, defendía un alza de sólo el 3%.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA