Barack Obama
Barack Obama, durante su discurso en la noche electoral. (David Guttenfelder / AP). David Guttenfelder / AP

Barack Obama no tiene mucho tiempo para descansar, tras la larga campaña electoral, y tiene sobre su mesa diversos asuntos que debe tratar con urgencia ya como presidente electo de Estados Unidos.

Garantizar un traspaso de poderes sin incidentes será una de las prioridades

Un día después de haber ganado los comicios a John McCain, Obama se enfrenta a su primera reunión importante con los responsables de la CIA, el servicio de inteligencia del país, que mostrarán al demócrata la labor de la agencia de seguridad sobre todo en materia de terrorismo y en las guerras de Irak y Afganistán.

En esa reunión, Obama recibirá el primer informe secreto formal de la CIA, en una "sesión informativa" similar a la que recibe a diario George W. Bush, en el comienzo de la transición de gobierno.

Obama recibirá informes de la CIA como los que tiene Bush

Otro paso importante será la reunión que mantendrá Obama con el propio Bush a lo largo de la próxima semana, previsiblemente el lunes, para tratar sobre la economía y las guerras abiertas en Irak y Afganistán. Así lo ha desvelado el presidente de EE UU en una alocución ante los empleados de la Casa Blanca para tratar sobre el proceso de transición hasta que Obama tome posesión el próximo 20 de enero.

Una transición sin incidentes, recordó Bush, "es una de las marcas de la verdadera democracia". "Garantizar un traspaso de poderes sin incidentes será una de las prioridades en el tiempo de mandato que me resta", prometió. Para esta transición, Obama ha formado un equipo con asesores de Bill Clinton como John D. Podesta, ex jefe de Gabinete, Valerie Jarret, una consejera de Obama desde hace años; y Pete Rouse, asesor del hawaiano en su campaña electoral.

El nuevo equipo

Además de la reunión con la CIA, Obama también mantendrá este jueves un encuentro con su equipo económico para ir perfilando la línea política que seguirá el nuevo presidente a partir de estos momentos. Será una prioridad en los planes de Obama junto a la formación de su Gabinete.

Obama contará con antiguos miembros del gabinete de Bill Clinton

Ese Gabinete ya tiene su primer miembro: Rahm Emanuel, que ha aceptado, tras el ofrecimiento de este miércoles, ser el secretario general de la Casa Blanca, uno de los cargos más importantes en Washington ya que ejerce como alto consejero presidencial. Emanuel, de 48 años y considerado un gran conocedor del funcionamiento interno del Congreso, fue asesor de la Casa Blanca durante el mandato de Bill Clinton pero también ha sido un firme aliado de Obama.

Tras Emanuel, el siguiente anuncio podría ser el de la persona que ocupará la Secretaría del Tesoro. Entre los nombres que se barajan se encuentran el del ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, el presidente de la Reserva Federal en Nueva York, Timothy Geithner, y el ex secretario del Tesoro Larry Summers.

Obama, como con el equipo de transición, contará con antiguos miembros del gabinete de Bill Clinton además de políticos republicanos, tal y como dejó entrever en una entrevista a la ABC News. Suenan, por ejemplo, nombres como los de Colin Powell, secretario de Estado con Bush, o el del actual Secretario de Defensa, Robert Gates, que podría permanecer en su puesto.