Central Ascó
En la imagen, la Central Nuclear de la localidad tarraconense de Ascó. (JAUME SELLART/EFE) Jaume Sellart/EFE
Los titulares de la central nuclear de Ascó II, que se encuentra parada desde el pasado 24 de octubre para realizar la recarga de combustible del reactor, detectaron ayer que el aislamiento del edificio de contención estaba
mal cerrado.

Esta circunstancia no fue advertida durante el procedimiento de vigilancia

Según ha informado hoy el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), durante el preceptivo procedimiento de vigilancia se verificó el correcto aislamiento de las penetraciones del edificio de contención, pero ayer se comprobó que una de dichas penetraciones no se encontraba adecuadamente cerrada.

Esta circunstancia, que "no fue advertida durante el procedimiento de vigilancia", obligó a realizar una revisión del procedimiento utilizado para la verificación del correcto aislamiento de dichas penetraciones, antes de proceder a la carga de combustible en el núcleo, ha señalado el CSN.

El suceso ha sido clasificado como nivel 0 en la escala internacional INES (Escala internacional de sucesos nucleares), es decir, "sin significación para la seguridad". La central nuclear Ascó II se desconectó de la red eléctrica el pasado 24 de octubre para realizar las tareas de mantenimiento y cambio de combustible previstas en la 18 recarga, que se alargará unos 33 días.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TARRAGONA