Mientras las fábricas y los comercios se quedan vacíos de trabajadores, las colas en las oficinas del SAE (Servicio Andaluz de Empleo) y en las empresas de trabajo temporal (ETT) no paran de crecer.

La crisis ha provocado que los trabajos de temporada o por un corto espacio de tiempo se hayan convertido en el único remedio de algunas familias para que el dinero entre en casa.

Las empresas de trabajo temporal consultadas por 20minutos aseguran que el número de currículos que les llegan en los últimos meses se ha triplicado. «Se nota y bastante», asegura Yolanda Fernández, de la ETT Adecco. «Antes -continúa- recibíamos una media de 20 o 30 currículos diarios y desde que comenzó la crisis el número ha ido creciendo hasta los 80 y 90, que nos llegan a diario a mano y por correo electrónico».

Las ofertas, sin embargo, han bajado. «Esperamos que la campaña de Navidad, que siempre ha sido positiva, remonte la situación», afirma Mónica Huertas, de Manpower. «Hay más gente pidiendo trabajo, más llamadas, preguntas... Pero hasta finales de mes no esperamos una subida en las peticiones de los empresarios».

La ETT Randstad también ha notado el aumento de peticiones. «Hay más del doble y de gente muy variada. Antes eran más jóvenes que accedían a su primer empleo y ahora hay personas de mediana edad, profesionales con experiencia, que buscan lo que sea», dice Elisabeth Madeira.

Las personas con experiencia tienen, en principio, más posibilidades de colocarse. «Pero todo depende de la oferta», matiza Yolanda Fernández.

Algunas empresas buscan gente para formarlas ellas mismas y que no tengan vicios adquiridos. Otras se decantan por personas más mayores con trabajos anteriores que los avalen.

Tanto unos como otros dicen estar dispuestos para cualquier trabajo, «luego cuando los llaman algunos se echan para atrás porque cobran más en el paro», coinciden los expertos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA