Gianmarco recuerda el bullying que sufrió por parte de sus compañeros y una profesora: "Era muy doloroso"

Gianmarco Onestini habla sobre su cambio físico.
Gianmarco Onestini habla sobre su cambio físico.
MEDIASET

Como muchos niños y niñas, Gianmarco Onestini también fue víctima de bullying. El ganador de El tiempo del descuento ha contado con pelos y señales cómo vivió el acoso por su físico y de qué forma logró salir de esta situación. Lo ha hecho en su último vídeo de Mtmad, Maracaná, con un nudo en la garganta.

El italiano ha recordado este jueves cómo se enfrentó a una de las etapas más difíciles de su vida. "A los seis años no me llevaba muy bien con mis compañeros y empecé a comer más de la cuenta para desahogarme por el enfado que tenía, a pesar de que la comida del colegio no me gustaba", ha avanzado.

El ex de Adara ha explicado que "comía y engordaba muchísimo", por lo que sus compañeros se empezaron a meter con él: "Me tomaban el pelo, empezaron a jugar conmigo de mala manera porque era diferente, casi todos eran delgados. Una vez me tiraron la merienda al suelo y me la aplastaron".

Vergüenza e inseguridades

"Yo no era un niño violento, cuando me hacían eso me refugiaba en mí mismo, no lo quería compartir con nadie por vergüenza... ni con mi familia", ha confesado antes de compartir uno de los momentos que más le duele recordar: "Mi profesora me llamaba piernas de jamón". 

La actitud de su profesora le hizo sentirse inseguro: "Para ella era solo una broma pero para mí era muy doloroso. Me obligó a quitarme la camiseta, yo no quería y me puse a llorar. Inmediatamente todos los niños se empezaron a reír". El joven también ha recordado que un día, cuando jugaba a futbol, un niño le meó en los zapatos.

Un cambio en su vida

El exconcursante de GH VIP 7 ha confesado que el deporte le ayudó a superar esta mala época. Dejó el fútbol y se pasó al karate y al boxeo: "Mi entrenador me puso enfrente de un espejo y me dijo: 'La persona que tienes delante es la única que te puede ayudar, si quieres cambiar y mejorar tienes que empezar por ti".

El italiano ha explicado que empezó a notar cambios en su físico, lo que le permitió recuperar la confianza en sí mismo: "Los que me tomaban el pelo se quedan alucinando con el gran cambio que he dado". Sin embargo, le queda "una cicatriz":  "Si la abro vuelvo a estar mal por eso no me gusta hablar de ello". 

Finalmente, Onestini ha asegurado que su actitud en el presente se debe al sufrimiento que sintió cuando era niño. "Ahora soy más fuerte", ha destacado entonces, dando un consejo a quienes sufren esta lacra: "Lo que yo puedo decir a todas esas personas que lo sufren es que estén con su familia, con la gente que les quieran de verdad pero el verdadero cambio empieza en uno mismo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento