Concentración violencia de género
Concentración frente a la Subdelegación del Gobierno de Zamora para protestar por la muerte de Hortensia Martín. (ICAL) ICAL
Cerca de un centenar de zamoranos se concentró a las puertas de la Subdelegación del Gobierno en la capital para recordar, con cinco minutos de silencio, a la última víctima de violencia de género, Hortensia Martín, de 72 años, cuyo cadáver fue encontrado ayer por la tarde por sus hijos en el domicilio conyugal de la localidad madrileña de Alcorcón.

El carácter del marido se había vuelto más agresivo, antes era una buena persona y muy simpático

Aunque residían allí desde hacía años, tanto Hortensia como su marido, el presunto agresor, Carlos Domínguez, de 75 años, eran naturales de Gallegos de Pan, un pueblo cercano a la capital. Precisamente, la mayoría de los congregados en la concentración de esta mañana eran vecinos, familiares y amigos de la pareja, que seguían teniendo una fuerte relación con el pueblo.

Así lo afirmó su alcalde, Jesús María Baz, quien recordó que, en los últimos tiempos, “el carácter del marido se había vuelto más agresivo, antes era una buena persona y muy simpático. No sabemos por qué ese cambio, a qué ha podido ser debido”, lamentó tras los cinco minutos de silencio.

Sin denuncia previa

Por su parte, la subdelegada del Gobierno, Josefa Chicote, aseguró que, por lo menos en Zamora, no existía ninguna denuncia previa a este suceso de malos tratos por parte de la víctima y recordó que se trata de la segunda zamorana que muere por esta causa.

“Es algo muy duro y que no te lo esperas, máxime con esa edad. Te duele, pero quiero pensar que no se pueda tratar al final como violencia de género y que cuando se instruya el expediente se vea que era un problema psiquiátrico que pueda tener el marido”, añadió. En Gallegos del Pan se celebró un pleno extraordinario y se ha decretado un día de luto por estos hechos. La víctima recibirá sepultura finalmente en Alcorcón.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZAMORA