El presidente italiano insta a los jóvenes a evitar fiestas y reuniones inseguras tras constatar un repunte de contagios

Roma, durante la desescalada.
Roma, durante la desescalada.
EFE

El presidente del Gobierno italiano, Giuseppe Conte, exhortó, sobre todo a los jóvenes, a evitar reuniones y fiestas, durante su comparecencia en la Cámara de los diputados para hablar sobre la fase 2 de desescalada tras el cierre por la pandemia.

"Un llamamiento a todos y en particular a los jóvenes: aún no es el momento de las fiestas y la vida nocturna. Ahora más que nunca es necesario respetar la distancia de seguridad y el uso de mascarillas. Exponerse significa exponerse a la infección", dijo Conte en su comparecencia.

Italia ha reabierto restaurantes y comercios desde este lunes y en esta semana muchos alcaldes y presidentes de las regiones han denunciado el comportamiento, sobre todo de los jóvenes, que han salido en grupos para reunirse en los bares y zonas de vida nocturna y de ocio.

Según ha informado Protección Civil, el martes se registraron 813 nuevos contagios -frente a los 451 del lunes-.

Conte comenzó su discurso asegurando que justo hoy cuando se cumplen tres meses del primer caso detectado en el país puede decir que las "decisiones tomadas, tan dolorosas y que probablemente afecten algunos derechos fundamentales" eran "correctas".

Ahora "ha llegado el momento de reiniciar el motor económico y productivo, después de haber superado la fase más aguda de la emergencia, pero el desafío que nos espera no es menos insidioso que el que se enfrenta al comienzo de la emergencia", agregó.

Respecto a la apertura casi total desde el lunes señaló que "la persistencia de las medidas de confinamiento sería irrazonable e incompatible con los principios de la Constitución", pero que se volverá a intervenir con medidas restrictivas si se generan nuevos brotes en territorios específicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento