El PSOE rectifica a medianoche su acuerdo con Bildu y limita la derogación de la reforma laboral

La portavoz socialista, Adriana Lastra, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua.
La portavoz socialista, Adriana Lastra, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua.
EUROPA PRESS
La portavoz socialista, Adriana Lastra, conversa con el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, el diputado de Unidas Podemos Enrique Santiago y la diputada de Bildu Mertxe Aizpurua.
EP

El acuerdo entre PSOE, Podemos y BIldu de derogar de forma "íntegra" la reforma laboral duró apenas tres horas. En una "nota aclaratoria" enviada este mismo miércoles cerca de la medianoche, el PSOE comunicó la "anulación del primer punto" del acuerdo que habían suscrito las tres formaciones y que señalaba el compromiso de derogar en las próximas semanas la reforma laboral que aprobó el PP en el año 2012.

En concreto, el PSOE señala que su compromiso de derogación "urgente" si limita a tres puntos concretos y no a toda la ley. En la nueva versión del acuerdo firmado entre las tres fuerzas, sí se mantiene un compromiso de que en el futuro "derogaremos la reforma laboral", pero ya no pone un marco temporal a esa decisión.

Los socialistas elaboraron el documento inicial junto a Bildu y Podemos de forma "discreta", para así garantizar que Ciudadanos mantenía su apoyo al estado de alarma. La nueva prórroga se aprobó este miércoles el Congreso con los apoyos de PSOE, Podemos, Ciudadanos y PNV y la abstención de Bildu. El documento, aunque se pactó antes del pleno de este miércoles, se dio a conocer sobre las 21.00 h, mientras que la rectificación llegó más allá de las 23.30 h.

En la nueva versión del acuerdo se traslada que lo que se derogará de forma "urgente" es la posibilidad de despido por absentismo vinculado a enfermedad, las limitaciones temporales de la vigencia de los convenios colectivos y la aplicación prioritaria de los convenios de empresa sobre los sectoriales. Estos tres compromisos de derogación ya los había asumido previamente la coalición de gobierno.

El acuerdo original alcanzado por PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu fue compartido en Twitter por el partido vasco tras la aprobación de la prórroga del estado de alarma. Era el siguiente:

El pacto, suscrito con el objetivo de "adoptar las medidas necesarias para profundizar en las garantías de escudo social y económico para el conjunto de pueblos y trabajadores del Estado", contiene también medidas económicas relativas a las entidades locales, forales y autonómicas. "Dispondrán de mayor capacidad de gasto para políticas públicas destinadas a paliar los efectos sociales originados por la crisis de la COVID-19", recoge el documento. 

"Para las entidades locales, estos gastos en políticas sociales serán exceptuados del cómputo de la regla de gasto", incluye. Además, la capacidad de endeudamiento del País Vasco y Navarra se establecerá exclusivamente "en función de sus respectivas situaciones financieras". 

Asimismo, PSOE y Unidas Podemos se comprometen a dar cuenta al Grupo Parlamentario Euskal Herria Bildu del "avance en el desarrollo y grado de implementación de los acuerdos alcanzados".

"Buena noticia para los trabajadores y trabajadoras"

Tras darse a conocer el acuerdo original, la diputada de EH Bildu Mertxe Aizpurua explicó en Twitter cómo había alcanzado su formación este acuerdo con PSOE y Unidas Podemos, un acuerdo que calificó de "buena noticia para los trabajadores y trabajadoras del conjunto del Estado". "Hemos dialogado, hemos debatido y hemos acordado. Lo hemos hecho con discreción, sin órdagos públicos ni declaraciones en forma de ultimátum", indicó.

"Derogar íntegramente la reforma laboral será una pequeña victoria no de nuestro grupo, sino de todos los agentes sociales, sindicatos y formaciones que tanto hemos luchado para acabar con esta reforma tan injusta para los trabajadores y tan beneficiosa para la patronal", aseguró. 

Asimismo, consideró que es "un primer paso" para que "la clase trabajadora del Estado" recupere "los derechos que durante 8 años le han sido arrebatados", y le devolverá "un mínimo de seguridad y dignidad". "Su derogación total supondrá un pequeño alivio a los miedos e incertidumbres de las miles y miles de personas y familias que a día de hoy temen más que nunca por su empleo y su futuro", ha afirmado.

Criticas del PP y Vox

La noticia del pacto original levantó duras críticas entre el PP y Vox. El líder del PP, Pablo Casado, arremetió contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por negociar el estado de alarma "con los proetarras que ayer atacaron la casa de su candidata en País Vasco".

Un acuerdo que se hace, denunció Casado, a cambio de derogar la reforma laboral "que ha creado 3 millones de empleos y que ampara los ERTE para 4 millones de familias". "España no merece este presidente", dijo en redes sociales.

En esta misma línea, la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, lamentó que Sánchez haya "entregado" a Bildu la derogación íntegra de la reforma laboral a cambio de su abstención en la prórroga de la alarma y se ha dirigido a Cs, que la ha apoyado. "Sinceramente, no entiendo cómo Ciudadanos ha podido apoyar esta tramposa y lesiva prórroga", dijo.

Desde Vox, Jorge Buxadé, acusó al PSOE de haber utilizado el "estado de abuso" para consolidar "un poder totalitario" contra la libertad de los españoles. "La cara de panoli que se les está quedando a algunos... y la cara malvada que están mostrando otros", añadió el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, en referencia a que el pacto se habría cerrado a primera hora de la mañana, pero no se hizo público hasta la tarde para no perjudicar el pacto previo con Ciudadanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento