Con más de 2.000 trabajadores del metal en la calle, Vigo ha revivido hoy lo acontecido en 2006 y 2007, cuando miles de trabajadores salieron en protesta por la situación laboral de los sectores del metal y del naval vigués.

Con el paro de la jornada de hoy, los manifestantes mostraron su apoyo a los cuatro compañeros a los que se le imputan disturbios y altercados en la última huelga del sector. Desde las siete de la mañana se concentraron en sus centros de trabajo y luego se trasladaron a la Praza do Rei, para partir desde allí hacia los juzgados.

En esta ocasión el tráfico fue el peor parado. Los atascos fueron constantes en el centro a primera hora de la mañana, con colapsos en García Barbón, Gran Vía, Praza de España y Camelias, entre otras zonas. Precisamente a su paso por esta última zona algunos manifestantes intentaron rememorar los actos de 2006 y 2007. «Intentaron quemar dos contenedores, pero se quedó sólo en un intento», aseguraron los bomberos de Vigo.

Finalmente, el juicio previsto quedó aplazado para el 5 de febrero, después de que uno de los acusados no se sintiese representado por su abogado. Para esa fecha volverá a repetirse el paro.

Paro en la limpieza

Más de 8.000 trabajadores de limpieza de edificios y locales de la provincia de Pontevedra secundan hoy un paro, después de que la patronal impugnara un principio de acuerdo del convenio colectivo logrado en mayo. Para éste y el conflicto del metal los empresarios llaman al diálogo social. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO