La Generalitat sancionó a 83 establecimientos comerciales en el 2007 por no rotular en catalán e ingresó 16.250 euros por estas multas.

Así lo ha anunciado el secretario de Política Financera, Competència i Consum, Miquel Salazar, en respuesta al parlamentario del PP en la Cámara catalana Daniel Sirera.

En total, la Agència Catalana de Consum sancionó el año pasado a 733 establecimientos comerciales

En total, la Agència Catalana de Consum sancionó el año pasado a 733 establecimientos comerciales, con lo que las multas por no rotular en catalán fueron el 11,32% del total.

También hay 55 establecimientos con expedientes en fase de tramitación o de propuesta de sanción por no rotular en catalán. De todos estos expedientes, 40 se han abierto por denuncias.

La normativa de 1998

La mayoría de multas se impusieron a establecimientos dedicados al comercio minorista (30), seguidos de los dedicados a los servicios (27), vivienda (11), transportes (7), telecomunicaciones (5) y grandes superficies (3).

La ley de política lingüística vigente, que aprobó en 1998 el Parlament, detalla en su artículo 32 que señalización, carteles fijos y documentos de los establecimientos abiertos al público deben estar redactados "al menos" en catalán.