El violador del Vall d'Hebron, José Rodríguez Salvador, en libertad desde el año pasado, deberá volver a la cárcel, según ha dictaminado el Tribunal Supremo, que ha ordenado a la Audiencia de Barcelona que aplique al agresor sexual la doctrina Parot que prolonga la estancia en prisión de los reos más peligrosos.

Según los médicos, el riesgo de que reincidiera era muy alto

Rodríguez Salvador, condenado a 311 años de cárcel por 16 delitos de violación de los que sólo pasó 20, tendrá que pasar al menos cuatro años más en prisión.

La Sala de lo Penal del Supremo ha aceptado con ello el recurso presentado por la fiscalía contra la excarcelación del reo, cuya puesta en libertad supuso un gran revuelo.

La palabra de los psicólogos

Los psicólogos que atendieron al agresor sexual determinaron, en aquel momento, que el hombre no estaba rehabilitado y que el riesgo de reincidir era muy alto.

A pesar de ello, la Audiencia de Barcelona consideró que la condena estaba "consolidada".