Consejos para limpiar la nevera dependiendo de cómo enfríe

Un hombre mira la nevera.
Un hombre mira la nevera.
Pixabay

La limpieza de los electrodomésticos de uso cotidiano en la cocina es esencial para mantener una buena higiene. En el caso de la nevera, un mantenimiento regular mejorará el funcionamiento y la conservación de los productos alimenticios

Por ello, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ofrece una serie de consejos para la limpieza de este electrodoméstico en función del tipo que sea y de la capacidad que tenga para producir frío. 

A la hora de llevar a cabo una limpieza habitual del frigorífico, se pueden utilizar soluciones caseras "a base de vinagre, bicarbonato o limón mezclados con agua o bien un producto específico" para las paredes y de un producto quitagrasa para el exterior. ¿Cómo podemos deshacernos de los malos olores? "Puedes mantener dentro un tallo de apio o una taza de bicarbonato de sodio", explica la OCU. 

Tipos de neveras y sistemas

Para una limpieza en profundidad que incluya el congelador se tendrá en cuenta el tipo de electrodoméstico y su forma de enfriar, ya que algunos modelos necesitan una limpieza frecuente y otros no. Estos son los sistemas más frecuentes: 

  • 'No frost': se trata de un sistema bastante común que impide la formación de escarcha. Por tanto, "no es necesario desenchufar y retirar manualmente el hielo cada cierto tiempo", indica la OCU. No obstante, este tipo de neveras tienen un espacio de almacenamiento más reducido.
  • Frío cíclico: sistema muy común en los frigoríficos de dos puertas. "Las conducciones de evaporador están entre los distintos cajones del congelador, produciéndose zonas frías en las que se van depositando los cristales de hielo". Por tanto, si dispones de este tipo de aparato deberás desenchufarlo para retirar el hielo y limpiarlo de forma más frecuente.
  • 'Low frost' o 'smart frost': un sistema similar al 'no frost' pero en los frigoríficos de dos puertas. Reduce la formación de escarcha, aunque no lo impide por completo. La limpieza en este caso es cada menos tiempo. 

Limpieza en profundidad de la nevera

Una vez que conozcas el tipo de nevera que tienes deberás proceder a su limpieza. Lo primero de todo es sacar los alimentos y desenchufar el electrodoméstico. La OCU detalla qué elementos se deben limpiar y cómo es el procedimiento:

  • Serpentín: es la zona en la parte trasera de la nevera donde se acumula más polvo. Para eliminarlo se puede utilizar un aspirador, escoba o un cepillo suave.
  • Gomas de las puertas: para limpiarlas puedes utilizar un trapo o estropajo con solución limpiadora. Para zonas menos accesibles prueba con un cepillo de dientes.
  • Puertas y exteriores: utiliza productos específicos o soluciones caseras como el vinagre o el bicarbonato mezclado con agua. 
  • Interior de la nevera: procede a retirar las estanterías y accesorios que podrás limpiar en el lavavajillas o en el fregadero. "Frota bien todo el interior de la nevera con un estropajo suave. Después, retira todos los restos de limpiador y de suciedad con una bayeta totalmente limpia para evitar malos olores". 
  • Congelador: limpia esta zona con el producto utilizado en el interior de la nevera. Si todavía quedan trozos de hielo o escarcha, no los elimines con un cuchillo o con alguna herramienta afilada porque podrías dañar el aparato.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento