El Parque Temático Warner afirmó en una nota que el incidente "no se produjo por fallo mecánico o avería", sino por el "forcejeo" de las "barreras de seguridad" de la atracción.

Según la Warner, el fallecimiento del joven se escapó de las barreras, después forzarlas y, tras ese "forcejeo, "sufrió un golpe debido al movimiento de la atracción".

El accidentado, en estado crítico, fue trasladado en helicóptero hasta el hospital Doce de Octubre, donde ingresó cadáver.

El suceso ocurrió sobre las 16.40 del sábado en la atracción Hotel Embrujado, cuando el sevillano Francisco Javier I.F. se golpeó la cabeza. Como consecuencia del impacto el joven sufrió traumatismo craneoencefálico severo y entró en parada cardiorrespiratoria.

Los servicios médicos del parque intentaron reanimar al herido, labores que continuaron los facultativos de un vehículo de intervención rápida del Summa.

Agentes de la Guardia Civil y técnicos del parque temático investigaban las causas del accidente en la citada atracción, que fue cerrada al público después del suceso.

"La dirección del Parque Temático de Madrid, así como todo el personal que presta sus servicios en él, expresan su profundo dolor por el incidente y pérdida ocurridos", explicó la Warner.