Un grupo de residentes de Fernández Latorre ha lanzado una campaña de recogida de firmas como último recurso para luchar contra, afirman, una situación «dramática» por culpa de la «dejadez municipal».

Hace más de dos años, grupos de okupas -niños incluidos- comenzaron a instalarse en unas casas abandonadas que dan a la calle Santa Lucía. A partir de ahí llegaron las «drogas, las ratas y los robos», cuentan.

El pasado verano, la situación pareció arreglarse, pero hace pocos días volvieron los 'inquilinos'. «A mí me da igual que los haya si estamos seguros, pero no lo estamos; entran a robar por las ventanas», denuncia una vecina. Desde ayer, el Ayuntamiento cuenta ya con 117 firmas que exigen «soluciones urgentes».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA