El ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella (Málaga) y gerente de la sociedad municipal Planeamiento 2000, Juan Antonio Roca, y el asesor legal del Consistorio y presunto ideólogo de las sociedades municipales con las que se saquearon las arcas de éste, José Luis Sierra, prestarán declaración este jueves ante la Audiencia Nacional como acusados en el 'caso Saqueo'.

El Ministerio Fiscal pide ocho años de cárcel para cada uno de ellos por malversación de fondos y otros dos por falsedad documental. Roca y Sierra, junto a Eduardo Gonzálvez, Manuel Jorge Castel, Purificación Notario y Francisco Javier Herrera, están imputados por su supuesta participación en el desvío de 36 millones de euros del Consistorio marbellí a empresas privadas entre 1991 y 1995.

Se trata de una causa judicial que tiene su origen en una querella presentada por el Ministerio Fiscal en febrero de 2001 y en la que también fue imputado el entonces alcalde de Marbella, el ya fallecido Jesús Gil.

En las primeras declaraciones un imputado reconoció los desvíos

La sesión de este jueves da continuidad al juicio oral iniciado en este tribunal el pasado 10 de octubre, con el planteamiento de las cuestiones previas (que fueron rechazadas por el tribunal), y que continuó a finales del mes de octubre con las declaraciones de los otros cuatro acusados.

En esa primera sesión de declaraciones, Eduardo Gonzálvez (ex empleado de la sociedad municipal marbellí Contratas 2000) reconoció haber realizado ingresos de dinero de las sociedades municipales de Marbella en la cuenta bancaria particular de Purificación Notario. Se trataba de desvíos que, según declaró, se realizaban por orden del que fuera gerente de esta empresa municipal y esposo de Notario, el ya fallecido José Luis Jiménez