Bruselas pide a España medidas contra el paro y ayudas a las empresas y permitirá que incumpla la regla de déficit

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.
Pool

La Comisión Europea le ha marcado a España las líneas a seguir para que la economía no sufra más de la cuenta ante la crisis del coronavirus. Bruselas recomienda al Gobierno que tome "todas las medidas necesarias" para apoyar la economía y la recuperación posterior a la pandemia en 2020 y 2021, incluidas acciones para proteger el empleo, garantizar liquidez a pymes y autónomos y movilizar inversión pública y privada.

Así se recoge en las recomendaciones de política económica emitidas por el Ejecutivo comunitario este mismo miércoles. En esta ocasión, están centradas en controlar y paliar en la medida de lo posible las consecuencias de la pandemia sobre los Estados, y dejan de lado las exigencias para cumplir con las reglas fiscales.

Fuentes comunitarias consultadas por 20minutos explican que las recomendaciones a España "no deben sorprendernos", porque el país presenta "deficiencias" que ya son "constantes en los países del sur". Recuerdan, en ese contexto, que "junto a Italia y Grecia", España es el Estado miembro que "más puede sufrir los estragos" de la crisis: "Todos los indicadores nos dicen eso".

De hecho, incluyen también que habrá "barra libre" para incumplir el déficit, dada la potencia de la crisis. La UE, de esta manera, no sancionará a quienes sobrepasen la barrera del 3%. España sin ir más lejos podría acabar este año con más del 10% y la media de la Unión podría estar en torno al 8%.

"A la luz de la incertidumbre excepcional relacionada con el extraordinario impacto macroeconómico y fiscal de la pandemia, la Comisión considera que en este momento no debe tomarse una decisión sobre si colocar a los Estados miembros bajo el procedimiento de déficit excesivo", expresa el Ejecutivo comunitario en el informe. Eso sí, exige a los Estados miembros que empiecen a dar pasos adelante para que los efectos del a crisis sean lo menos lesivos posible. Sobre estas posiciones, la Vicepresidencia de Asuntos Económicos comenta que son previsiones que están "muy alineadas con la agenda de política económica del gobierno".

Sobre la respuesta fiscal, Moncloa expresa que habrá "un esfuerzo sin precedentes". El objetivo, en este sentido, es claro para el Ejecutivo. "Recuperaremos la senda de reducción de déficit y deuda cuando volvamos al crecimiento económico, comprometidos con nuestros objetivos presupuestarios", se comprometen.

Bruselas pide en concreto a España que apoye el empleo con medidas para evitar despidos, incentivos al empleo y el desarrollo de competencias profesionales, así como "reforzar la protección por desempleo, sobre todo para los trabajadores atípicos". España, prosiguen las recomendaciones, debería además "mejorar la cobertura y adecuación de sus esquemas de ingresos mínimos y apoyo familiar", así como el acceso a la educación digital. La Comisión pide también reforzar la "resiliencia y capacidad" del sistema de salud.

Da un toque la Comisión al Gobierno. "España es el Estado miembro de la UE con el promedio más bajo de prestaciones familiares por hijo", expresa, al tiempo que recuerda que "el gasto en protección social sigue estando altamente orientado hacia las personas mayores". Por eso invita a un cambio de tendencia: "El difícil contexto requiere solidaridad en favor de las generaciones más jóvenes".

"La respuesta económica y social está también alineada con estas recomendaciones, con medidas de apoyo a la liquidez del tejido productivo, especialmente destinada a pymes y autónomos", añaden desde el Ejecutivo. También en lo que se refiere al impulso de la inversión, pública y privada, "centrándonos en los objetivos de transición ecológica y digital, I+D, el impulso de la energía, tratamiento de aguas, gestión de residuos y transporte sostenible". 

Asimismo, el informe de la Comisión señala que es necesario mejorar la coordinación entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, pues "existen disparidades regionales en términos de gasto, recursos físicos y personal, y la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno no siempre es efectiva". A esto también responde el departamento que dirige Nadia Calviño. "El Gobierno ha reforzado la coordinación con las comunidades autónomas y el sistema de contratación pública para apoyar la recuperación económica", sentencian.

Otro de los objetivos que debería alcanzar el Gobierno es el saneamiento de las cuentas públicas. En este sentido, la UE avisa de que "cuando lo permitan las condiciones económicas, las políticas fiscales deberían perseguir lograr posiciones fiscales prudentes a medio plazo y asegurar la sostenibilidad de la deuda, mientras se fomenta la inversión".

"España no hizo suficiente progreso en la reducción de su deuda pública en 2019"

Además, está previsto que el déficit suba al 10,3% del PIB este año, un exceso muy por encima del límite que "es excepcional pero no temporal", a lo que suma que España "no hizo suficiente progreso" en la reducción de su deuda pública en 2019, que se situó en ese ejercicio en el 95,5% del PIB, muy por encima del umbral del 60% que marca el Tratado.

Por último, la Comisión publicó el último informe de supervisión del rescate a la banca española, que concluye que "la resiliencia de la economía española y su sector financiero, así como el perfil de su deuda, reducen las vulnerabilidades que emanan de la pandemia de coronavirus".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento