Devolución de un fragmento del Partenón
El nuncio del Vaticano en Atenas, durante la presentación del fragmento del friso del Partenón que fue trasladado a Grecia desde los Museos Vaticanos. (S. Pantzartzi / EFE) EFE/Simela Pantzartzi

El Museo Gregoriano Etrusco del Vaticano devolvió este miércoles a Grecia, en forma de préstamo permanente, un fragmento del templo del Partenón de la Acrópolis de Atenas, que el Gobierno heleno venía reclamando desde hace 18 años.

El trozo de mármol tiene 0,24 metros de alto y 0,25 de ancho y representa parte de la cabeza de una estatua de un varón que llevaba una fuente de plata o cobre en los hombros.

Forma parte de la representación de una procesión de la fiesta religiosa Panathinea, en la que jóvenes llevaban ofrendas y regalos, según relató Aristófanes en una de sus obras.

Los arqueólogos griegos calculan que el fragmento fue robado en 1867 durante la época de disputa entre los venecianos y los turcos del Imperio Otomano, que dominaban Grecia.

Regalo al Papa

Décadas después, ésa y otras piezas llegaron a manos del cónsul de Inglaterra en las islas griegas jónicas. En 1804, la viuda del diplomático ofreció como regalo al Papa Pío VII el fragmento ahora devuelto.

El ministro de Cultura griego, Mijalis Liapis, calificó la devolución como un gesto de "mucha importancia debido a que proviene del Vaticano y de uno de los museos mayores y más importantes del mundo".

Grecia reclama hace casi treinta años al Museo Británico que le devuelva los frisos del templo del Partenón, que fueron sacados del país en el siglo XIX por Thomas Bruce, séptimo conde de Elgin, con el permiso de las autoridades otomanas.

La entidad británica se ha negado a devolver las piezas con el argumento de que podría crear un precedente para que otras naciones pidan también el regreso de las reliquias que alberga.