El nuevo juicio de Harvey Weinstein en Los Ángeles se retrasa por el coronavirus

Harvey Weinstein, en la Corte Suprema de Nueva York (EE UU).
Harvey Weinstein, durante su juicio en Nueva York.
JUSTIN LANE / EFE

La extradición del exproductor de cine estadounidense Harvey Weinstein a Los Ángeles para ser sometido a un segundo proceso penal por nuevos delitos sexuales se retrasará debido al coronavirus, por lo que el acusado permanecerá en la prisión de Nueva York, donde ya cumple una condena.

El pasado 11 de marzo, después de conocer la condena del juicio de Nueva York, la fiscalía de Los Ángeles inicio los procedimientos para extraditar a Weinstein a California, aunque el proceso está paralizado y se atrasará por la pandemia

Representantes de la oficina de la fiscal de Los Ángeles, Jackie Lacey, confirmaron este martes a los medios de comunicación esta situación y añadieron que "no hay una fecha estimada en la que [el acusado] aparecerá en un juzgado".

Justamente el mes pasado, esta misma oficina añadió otro cargo más por delito sexual contra Weinstein, que se sumará a los ya existentes en el segundo juicio contra el exproductor estadounidense en la sede de Hollywood.

La nueva acusación responde a una supuesta agresión sexual que se produjo en el Hotel Beverly Hills en 2010. La víctima fue entrevistada en octubre de 2019 y, después de aportar pruebas que corroboran el supuesto delito, se verificó que aún no había prescrito.

Hasta 29 años más de cárcel

Con este caso y los cuatro presentados anteriormente en Los Ángeles, Weinstein podría ser condenado a hasta 29 años de cárcel, que se sumarían a los 23 que ya dictaminó el juez de Nueva York por violación y agresión sexual.

En su momento, no se fijó una fecha para la lectura de cargos y parece que tardará en producirse.

De hecho, varios medios estadounidenses aseguraron que Weinstein dio positivo por coronavirus, aunque los portavoces y su círculo cercano no lo han confirmado de manera oficial.

La condena a Weinstein en Nueva York, que marcó un gran triunfo para el movimiento #MeToo en su lucha contra los abusos y agresiones sexuales, incluye 20 años de cárcel por un acto sexual criminal en primer grado contra la asistente de producción Mimi Haley, ocurrido en 2006, y otros tres por la violación en tercer grado de la aspirante a actriz Jessica Mann en 2013.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento