Los trabajadores de la planta que Fagor Electrodomésticos tiene en Arrasate han acordado "por mayoría" renunciar a su paga extra de Navidad para afrontar la crisis económica.

Fuentes de esta cooperativa, integrada en la Corporación Mondragón, han señalado que unos 2.500 cooperativistas de la planta de Arrasate, de los 3.500 que trabajan en ella, han participado en la asamblea extraordinaria en la que se ha adoptado esta decisión.


La propuesta de renunciar a la paga extra de Navidad tiene como objetivo financiar parte del coste de las 128 prejubilaciones previstas en esta compañía como consecuencia de la crisis internacional y la caída del consumo, que serán sufragadas también por la aseguradora del grupo, Lagun Aro.

Aunque este asunto ha centrado el debate de la asamblea, los cooperativistas de Arrasate también han analizado otra cuestión derivada del descenso de la producción por la caída de las ventas, como es la socialización entre la plantilla de las horas de trabajo perdidas por la falta de actividad en algunas instalaciones.

Habrá una votación en los siguientes días


La solución que se adopte tanto sobre esta cuestión como los datos concretos de la votación sobre la supresión de la paga de Navidad se dará a conocer una vez que se contabilicen los votos de la planta que Fagor Electrodomésticos tiene en Basauri, donde el jueves están llamados a pronunciarse sobre este asunto los 400 trabajadores de esta fábrica, según han precisado las mismas fuentes.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN