¿Hipoteca a tipo fijo o a tipo variable? Comprueba las ventajas y desventajas de cada una para tu caso

Piso, pisos, vivienda, viviendas, casa, casas, alquiler, compra, hipoteca, hipotecas, euribor, construcción
Compra de una vivienda.
EUROPA PRESS - Archivo

A la hora de adquirir una vivienda y buscar financiación mediante un préstamo hipotecario, una de las dudas más comunes es sobre qué tipo de hipoteca es más conveniente en cada caso. 

¿Hipoteca a tipo fijo o variable? ¿Cuáles son los factores a tener en cuenta? Para decidirte por una u otra debes valorar distintos aspectos pensando no solo a corto plazo, sino a futuro.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir una hipoteca?

"No hay una regla universal. Hay comportamientos de todo tipo. En general, lo que solemos preguntar a los clientes para que se decidan por una opción u otra son varias cosas: durante cuánto tiempo va a tener esa vivienda en propiedad;  cuál es la estabilidad laboral y la perspectiva de generar o de incrementar ingresos, y si tiene un colchón de ahorro o no, por si llegan mal dadas del tipo que sea", explica a 20minutos el director de Idealista hipotecas, Juan Villén

Por esta razón es importante pensar a largo plazo a la hora de elegir un producto u otro, ya que saber que puedes disponer de dinero adicional "condiciona mucho el cómo vas a poder hacer frente a una potencial subida del Euríbor y de la cuota hipotecaria", añade. 

¿Cuáles son las recomendaciones a tener en cuenta? El producto de financiación dependerá del cliente y de su capacidad o tolerancia al riesgo. "Recomendamos que tengas en cuenta tus ingresos, las cuotas que tendrás que pagar y si estás en una situación de asumir una posible subida del Euríbor en caso de que optes por una hipoteca variable", destaca la información facilitada a 20minutos por Fotocasa.

Hipotecas fijas o variables: principales diferencias

En primer lugar, las hipotecas variables presentan un interés que varía a lo largo del tiempo, mientras que las hipotecas a tipo fijo se caracterizan por su estabilidad y por el cobro de la misma cuota durante todo el tiempo que tengas contratado este producto. 

Por tanto, las hipotecas fijas interesan "a aquellas personas que no quieran sobresaltos y que quieran asegurarse. Las variables no son aconsejables para aquellas personas con presupuesto más justo o que no dispongan de un colchón financiero detrás", pero sí son interesantes en el caso de que la hipoteca concedida sea por un periodo de tiempo corto, aclara Juan Villén. 

No obstante, a la hora de financiar la compra de una vivienda hay otros aspectos que debes saber para elegir la que mejor te conviene, así como las ventajas y desventajas de cada una.

Hipotecas a tipo fijo: ventajas y desventajas

Este producto financiero está pensado "para personas poco tolerantes al riesgo, que prefieren pagar la misma cuota todos los meses, aunque sea alta", indican desde Fotocasa. 

Las ventajas principales de estas hipotecas, según este portal inmobiliario, serían las siguientes:

  • Estabilidad en las cuotas mensuales, que serán siempre las mismas, por lo que no habrá sorpresas a final de mes.
  • Blindadas contra los imprevistos: la cuota no se verá afectada por factores externos como la subida del Euríbor al comprometerte a pagar una cantidad fija.
  • Condiciones asequibles: las hipotecas fijas a día de hoy presentan unos intereses bastante bajos, que dependerán del plazo.

Por otra parte, las desventajas que presentan las hipotecas fijas son: 

  • Intereses más altos que en las hipotecas variables. Hay ofertas distintas dependiendo del plazo de devolución.
  • La comisión de apertura también es más elevada que en las variables.

Hipotecas variables: ventajas y desventajas

Este producto financiero es variable y volátil y requiere de cierta tolerancia a un riesgo a largo plazo. Estas son las principales ventajas destacadas por Fotocasa si decides elegir esta opción:

  • A corto plazo son más económicas que las hipotecas fijas. A día de hoy es más barato elegir esta opción porque "el Euríbor está en negativo y muchos bancos ofrecen diferenciales por debajo del 1%". 
  • Plazos de amortización largos: "aunque la mayoría de los bancos conceden plazos de 30 años para una primera vivienda, en el mercado actual es posible encontrar hipotecas a tipo variable con plazos de hasta 40 años". 
  • Las hipotecas variables tienen menos comisiones que las fijas.

¿Cuáles serían las desventajas que se deben tener en cuenta antes de adquirir este producto? 

  • Inestabilidad de las cuotas al depender de las variaciones del Euríbor. Esto puede dar lugar a un encarecimiento de la cuota mensual. 
  • Cuota mensual más alta. "El interés variable nunca se aplica desde el primer día, todos los bancos cobran un interés fijo inicial durante un período de tiempo determinado que puede llegar a los 24 meses. Durante ese tiempo no podrás aprovecharte de los niveles bajos del Euríbor". 
  • Encarecimiento a largo plazo debido a las subidas del Euríbor.

Calcula qué tipo de hipoteca te conviene 

Para elegir uno u otro producto deberás pensar a largo plazo ya que las hipotecas pueden firmarse en plazos de tiempo muy largos. En este aspecto, probablemente "tengamos Euríbor bajo para los próximos años, pero no se debe tomar una decisión sobre la especulación de qué va a hacer el Euríbor", concluye el director de Idealista hipotecas. 

Esta herramienta puede ayudarte a elegir entre un tipo u otro según las condiciones del préstamo, la edad y los ingresos. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento