Urkullu condena las pintadas a sedes de partidos y espera un rechazo "radical" por parte de todos, "sin excepción"

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha condenado las pintadas a sedes de partidos políticos aparecidas en los últimos días, "dos años después de la disolución de ETA", y ha manifestado que espera "una condena radical por parte de todas las formaciones, sin excepción".

Urkullu ha comparecido este lunes en Lehendakaritza para dar a conocer su decisión de convocar elecciones el 12 de julio, donde ha sido cuestionado por la aparición durante los últimos días de pintadas en varias sedes de diferentes partidos políticos en las que se alude a la huelga de hambre y sed que está llevando a cabo el preso de ETA Patxi Ruiz.

En este sentido, Urkullu ha afirmado que son los autores de las pintadas, así como quienes lo puedan "justificar con su respaldo o su silencio", los que deben saber por qué se ha llegado "a esta situación".

Tras recordar que hace ya dos años desde que ETA declaró su disolución (3 de mayo de 2018), ha destacado que esa misma jornada realizó junto a la presidenta del Gobierno de Navarra en aquel momento, Uxue Barkos, una declaración "con los pasos que se tenían que dar en ese sentido".

"Nosotros estamos cumpliendo con todo lo que es nuestro compromiso. En el año 2020, dos años después de la disolución de ETA, no caben, nunca han cabido, este tipo de manifestaciones con pintadas y acoso a las formaciones políticas", ha denunciado.

En este contexto, ha incidido en que han sido sedes de PNV, PSE y Podemos Euskadi las que han sido "objeto de estas pintadas" en los últimos días, una cuestión que ha condenado "radicalmente", al tiempo que ha confiado en que haya "una condena radical por parte de todas las formaciones políticas, sin excepción".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento