Irache ayuda a decenas de personas en el uso de sus dispositivos electrónicos para "paliar la sensación de aislamiento"

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha gestionado durante el Estado de Alarma decenas de casos en los que ha ayudado a las personas en el uso de sus dispositivos electrónicos para poder comunicarse, acceder a internet y "paliar de esta forma la sensación de aislamiento social".
Un hombre protegido con mascarilla realiza una videollamada por su teléfono móvil, una de las formas más habituales de comunicarse durante la pandemia del coronavirus ya que permite tener más 'cerca' a familiares y amigos. En Madrid, (España), a 24 de abr
Un hombre protegido con mascarilla realiza una videollamada por su teléfono móvil, una de las formas más habituales de comunicarse durante la pandemia del coronavirus ya que permite tener más 'cerca' a familiares y amigos. En Madrid, (España), a 24 de abr
Eduardo Parra - Europa Press

El servicio se ofrece en ayuntamientos donde esta asociación gestiona oficinas de atención al consumidor y está dirigido a todos los vecinos de estas localidades. Esta ayuda se ha llevado a cabo de forma gratuita y por vía telefónica o telemática a través del correo electrónico, ha resaltado en una nota la asociación.

Para llevarla a cabo, al poco de comenzar el confinamiento, Irache llegó a un acuerdo con una empresa de telecomunicaciones experimentada en asesoramiento básico sobre este campo.

En este tiempo se han resuelto dudas y problemas que tenían los ciudadanos para hacer uso de sus aparatos electrónicos, como teléfonos móviles, tabletas electrónicas u ordenadores. Así, por ejemplo, se ha ayudad a volver a conectar de forma correcta el router a personas que no podían acceder a internet.

Otro problema repetido ha sido la dificultad para instalarse en la tableta o en el teléfono móvil aplicaciones para poder realizar una videollamada con familiares o amigos. Otras veces la dificultad ha estado en no poder usar el correo electrónico, servicios de mensajería u otras redes sociales a través del teléfono móvil o la tableta. En ocasiones se ha ayudado a configurar la aplicación correspondiente en cada dispositivo. En alguna atención también se ha informado sobre si esta aplicación era gratuita o había que pagar por ella.

Además de los problemas con el propio aparato, también se ha orientado mínimamente el uso de las aplicaciones para poder realizar una videollamada o enviar mensajes, fotos o vídeos.

Ha habido consultas por no poder usar aparatos periféricos, como impresoras, el ratón inalámbrico del ordenador o incluso la posibilidad de trasladar la imagen del teléfono móvil a la televisión de casa.

Otras consultas han sido por problemas de almacenamiento en dispositivos móviles o porque el servidor donde guardaban toda este material le avisaba de que la capacidad estaba a punto de sobrepasarse.

Irache ha explicado que la mayor parte de personas que han usado este servicio de asesoramiento eran de edad avanzada, vivían en el entorno rural y no tenían experiencia en el uso de aparatos electrónicos y menos aún en el de redes sociales.

Por este motivo, "se han incidido especialmente en un trato amable y cercano al usuario y un asesoramiento muy pedagógico. Se ha usado un lenguaje muy sencillo, que permitiese al usuario entender la situación claramente, y se le ha acompañado en los pasos que había que dar", ha destacado.

En la práctica totalidad de los casos se ha conseguido solventar la dificultad y los usuarios han podido hacer uso de sus dispositivos para comunicarse y acceder a internet. También se ofrecía la posibilidad de que fuese un familiar quien facilitase el número de la persona que necesitaba la ayuda. En este caso, un técnico llamó al afectado y le ayudó a solucionar su dificultad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento