Más de la mitad de los empleados públicos estará trabajando de forma presencial desde este lunes

La incorporación de los empleados públicos a sus puestos de trabajo de forma presencial supondrá, este lunes, que el 51,89 por ciento de los empleados públicos -excluidos los de educación, sociosanitarios y ámbito judicial- estará en sus puestos de trabajo.
INSTALACIONES DE SAN CAETANO DURANTE EL CONFINAMIENTO DEL CORONAVIRUS,
INSTALACIONES DE SAN CAETANO DURANTE EL CONFINAMIENTO DEL CORONAVIRUS,
CONCHI PAZ

Así, este lunes se incorporan presencialmente 1.800 trabajadores con la entrada en vigor de la fase 1 del plan de reincorporación de empleados públicos de la Administración autonómica, tras una primera semana de trabajos preliminares, que ha concluido tras identificar los puestos de trabajo y de haberse concretado las primeras medidas para garantizar la seguridad de este colectivo.

Con todo, tras el pacto al que se llegó con los sindicatos de la mesa sectorial -CSIF, CIG, UGT y CC OO-, el teletrabajo seguirá extendido para todos aquellos trabajadores que puedan realizar sus funciones con esta modalidad, o además tengan menores o mayores a cargo afectados por los cierres de los servicios de atención.

Sin embargo, hay un grupo de empleados que, o bien porque el tipo de trabajo es específico o bien porque no contaba con medios adecuados, permanecía en sus casas sin teletrabajo asignado. De ese grupo de empleados públicos sale el grueso de los 1.800 trabajadores que este lunes vuelven al trabajo presencial.

Siguiendo los datos facilitados por Vicepresidencia de la Xunta a Europa Press, a partir del lunes 18 estarán trabajando de forma presencial 7.411 trabajadores públicos, el 51,89 por ciento de la administración (excluidos los que lo hacen en centros de educación y servicios sociosanitarios y Xustiza). Hasta ahora, lo hacía el 38,96 por ciento de los empleados públicos.

Como se ha acordado en el protocolo de reincorporación, en esta primera fase se incorporarán al trabajo presencial los jefes de servicio o puestos equivalentes y aquel personal que por sus funciones no puede teletrabajar, siempre que su puesto haya sido adaptado y cumpla las garantías sanitarias de seguridad, singularmente, la separación de dos metros.

De esta forma, seguirán con teletrabajo 6.164 empleados públicos -de un total de 14.282-, mientras que un total de 707 continuarán sin realizar ninguna función -o bien porque no tienen medios o bien porque sus puestos no son compatibles con el teletrabajo-, según las cifras aportadas a Europa Press por Vicepresidencia.

Hasta el momento, estaban trabajando de forma presencial 5.564 personas de las 14.282 que suman en total (excluidos los colectivos ya mencionados), a las que se suman otras 1.847 este lunes día 18.

FASES DE DOS SEMANAS

La previsión es que cada dos semanas se pase de fase, por lo que la segunda entraría en vigor el próximo 1 de junio, si se cumplen con las garantías sanitarias. En este caso, volvería el personal que, sin estar incluido en la fase primera, cuente con espacio propio, así como se incorporarán los trabajadores de las oficinas en las que se cumplen los dos metros de separación.

La tercera fase, que entraría en vigor el 15 de junio, se sumaría el resto del personal, tras acometerse los ajustes necesarios en sus puestos de trabajo, para que se garantice la distancia mínima de seguridad y todas las garantías sanitarias.

El protocolo estipula que se adoptarán medidas de especial protección para aquel personal que presente algún tipo de enfermedad y una de las actuaciones que deberán hacer a diario los trabajadores es tomarse la temperatura, ya que no podrán acudir a su puesto de trabajo si presentan más de 37,5 grados.

Habrá excepciones también para facilitar la conciliación, de manera que se podrá seguir prestando teletrabajo por parte de aquellas personas que tengan menores o mayores dependientes a cargo y se vea afectado, por ejemplo, por el cierre de centros educativos o de mayores.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento