Beret: "La inseguridad es necesaria, te da la capacidad de evolucionar"

  • En cantante sevillano acaba de lanzar el videoclip de la canción 'Sueño', que ha grabado junto a Pablo Alborán.
El cantante sevillano Beret.
El cantante sevillano Beret.
WARNER MUSIC

Nunca buscó ser cantante, pero lo es. Tampoco pensó que hoy estaría compartiendo plano con Pablo Alborán, pero Beret acaba de lanzar, a sus 23 años, un videoclip con uno de esos artistas a los que él, su madre y su hermana escuchaban hace ya tiempo; cuando Javier (o Fran) subía sus temas a internet sin pretensiones. Sueño forma parte de Prisma (Warner, 2019), su primer disco de estudio, y habla de "hacer lo que sea" por estar con alguien. "Pablo es cercano, superhumilde", comenta.

Con el estreno, sus perfiles en redes sociales arden. Está acostumbrado ya a las grandes cifras: el disco lleva 27 millones de escuchas digitales, aunque el éxito le llegó mucho antes, con millones de reproducciones en Youtube de sus canciones más antiguas, las maqueteras. El sevillano cree que sigue siendo "igual de libre" que antes pese a haber firmado con una discográfica grande hace apenas un año. "He pasado muchos años pensando que las multis eran como los demonios y de pronto te das cuenta de que todo es humo", comenta. En el "mundo urbano" del que salió, algunos opinaban así.

Sus letras sobre amor y desamor, que chocan quizá con ese origen, han conectado con un público al que él llama "mi gente". Aún desprenden, reconoce, la inseguridad que poblaba sus inicios. Beret ha hablado muchas veces de su ansiedad, de que empezó "directamente en una gira" sin haber dado un solo concierto. Sin embargo, no reniega de eso: "La inseguridad es una cosa necesaria, te da la capacidad de buscar y de evolucionar", explica al otro lado del teléfono. Ya lo lleva "mucho mejor". Concede la entrevista desde su casa, que está aprovechando para amueblar "bien" durante la cuarentena.

También está aprendiendo a tocar el piano, perfecciona su guitarra y está viendo todas las series y películas que por trabajo no ha podido disfrutar antes. Cita uno de sus viejos temas, Sal de mí: "Mi reloj de arena quiere comprar siglos, pero no tiene tiempo pa poder ahorrar". Eso resume su vida, asegura, "tengo esa neura en la cabeza de que creo que, en muchos momentos, pierdo el tiempo". Le gustaría, por ejemplo, ir de público a un festival de música sin ser él. Y otras tantas cosas. J Balvin y el trap argentino, entre otras propuestas, forman parte de su banda sonora de estos días.

Sus influencias van desde Andrés Suárez a SFDK. Admira a Toteking, porque "sigue estando en la boca de la gente, sigue con toda su esencia" y, además, "se moja, que es una cosa muy complicada a día de hoy". Cree que en la música hay que ser uno mismo. Él practica esta filosofía, a diario escribe frases, pensamientos, en sus redes a partir de las que luego, a lo mejor, surgen canciones, aunque admite que el 90% de las cosas que elabora acaban en la basura. "Tengo una carpeta en el ordenador que se llama 'temas cuarentena' y tendré como 40 pruebas, un estribillo, un párrafo...".

Beret es consciente del papel que internet ha jugado en su corta carrera y de su potencial. "En 2020 todo se mueve por redes sociales", afirma, "que seas cantante y no tengas Instagram es una cosa extraña". Cree que sin ellas "tardaría el triple en todo" y recuerda que tiene ventaja: "Como soy milenial, tengo un máster". No hace tanto que se quitó las camisetas de colores y las rastas del pelo –una promesa con su abuela-. "Esa época molaba, era mucho de sentir y poco de pensar", reflexiona, "la de tropiezos que me habré dado en mi vida por culpa de eso, pero había alguna que otra cosa buena". Termina con una frase de las suyas: "A veces hace falta tener rastas y pensar menos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento