La Audiencia Provincial de Jaén ha confirmado la pena impuesta a unos padres por maltratar a su hija con palos y cinturones en virtud de la cual cada uno de ellos tendrá que cumplir un año y nueve meses de prisión así como 56 días de trabajos en beneficio de la comunidad.

Yo nunca he pegado a mi hija y ella sí que me ha insultado y ha enganchado a su padre del cuello

Según la sentencia, los condenados, padres de seis hijos y vecinos de Torredonjimeno (Jaén), desde mediados de 2005 han agredido a su hija, llegando incluso a dejarla en la calle para dormir o a tener que ser asistida por vecinas para que le dan ropa o comida "todo ello por no gustarles el novio con el que sale".

En el juicio, que se celebró a finales del mes de junio, los padres negaron haber maltratado a su hija, en contra de lo que ella sostuvo, ya que manifestó haber recibido golpes e insultos desde que tiene uso de razón.

Hematomas de una caída

Los padres se declararon inocentes y aseguraron que "nunca" han pegado a su hija, que, según ellos, se hizo los hematomas de los casos concretos de malos tratos al saltar una tapia que daba al campo para escaparse de la casa e ir con su entonces pareja, cosa que le tenían prohibido y, que en su opinión, es el origen de la situación.

En concreto, la madre afirmó en la vista que "todo viene de él --la pareja de la joven--". "Yo nunca he pegado a mi hija y ella sí que me ha insultado y ha enganchado a su padre del cuello", comentó la madre, quien rechazó en todo momento haber desatendido a su hija dejándola sin comida y escondiéndole la ropa.

"Sólo sé que llegué un día de trabajar y mi mujer me dijo que teníamos que ir al cuartel, que nos había denunciado", explicó el padre, quien dijo desconocer los motivos que llevaron a su hija a interponerla, si bien destacó que ella les "dijo que se iba a ir, pero antes nos iba dejar hechos unos desgraciados".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JAÉN