El conflicto de versiones entre Comercio y Sanidad indigna a las tiendas: "Prohibir las rebajas destruirá empleo"

Dos hombres pasean junto a una tienda en Madrid, en la que se ofertan rebajas de hasta un 50%.
Dos hombres pasean junto a una tienda en Madrid, en la que se ofertan rebajas de hasta un 50%.
Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

¿Están o no están prohibidas las rebajas? Es una pregunta que llevan haciéndose varios días los comerciantes españoles, tras las continuas contradicciones entre el Ministerio de Sanidad y el de Comercio, que no parecen ponerse de acuerdo en el alcance y las condiciones de la limitación.

La polémica se desató con la orden publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este sábado, en la que se establece que "los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones".

Ante la indignación generalizada por parte del sector, que considera "incoherente" la limitación -impuesta a los comercios que se encuentren en territorios que hayan pasado a la fase 1 de desescalada-, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo lanzó, a través de la patronal de comercio textil, un comunicado en el que interpretaba la orden como una prohibición de las aglomeraciones, y no de la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos. Asimismo, recuerdan que para para ello, debería producirse una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.

No obstante, preguntado por la cuestión, este miércoles el Ministro de Sanidad Salvador Illa, afirmaba rotundamente que "hay que evitar las aglomeraciones y, puesto que las rebajas pueden ser un reclamo que pueden facilitar las aglomeraciones, no están permitidas". Declaración que ha suscitado la indignación entre los comerciantes, que consideran "inadmisible" la medida y, advierten, "provocará el cierre de empresas y la destrucción de empleo".

Los comerciantes piden libertad para hacer promociones

Desde la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (ACOTEX) exigen al Ministerio de Sanidad que "rectifique urgentemente el tema de las rebajas", pues consideran que las restricciones ya impuestas con la fase 1 de desescalada, "es la medida eficaz para evitar los contagios, pero no controlar los precios de los productos", afirman en un comunicado al que ha tenido acceso 20minutos

La patronal de comercio textil advierte que "la medida pone en peligro más de 17.686 puntos de venta y 198.882 puestos de trabajo" y considera imprescindible para su supervivencia "que se mantenga la libertad al comercio para hacer las promociones que crea oportunas". 

"Es indignante que no se haya consultado, ni dialogado ni informado al sector de una medida de esta envergadura"

A causa del estado de alarma los comercios se han mantenido cerrados durante dos meses en los que no han podido vender, por lo que insisten en la necesidad urgente de "dar salida al stock", pues, según asegura el presidente de ACOTEX, Eduardo Zamácola, "en caso contrario, muchos comercios no podrán volver a abrir sus puertas y tendrán que cerrarlas definitivamente".

"No salimos de nuestro asombro ante la prohibición de las rebajas. Es indignante que no se haya consultado, ni dialogado ni informado al sector de una medida de esta envergadura. El daño que produciría a todo el comercio es terrible. Sería una auténtica barbaridad", lamenta Zamácola, quien también ha denunciado la "falta de coordinación" entre los ministerios, exigiendo una aclaración pública sobre el asunto que aclare la confusión generada. 

Sanidad, preguntada por 20minutos sobre el conflicto de versiones entre ambos ministerios, se adhiere a la versión del Ministro e insiste en que "hay que evitar las aglomeraciones y las rebajas las pueden suscitar y no están permitidas".

Una limitación "sangrante" para los pequeños comercios

Además, desde la patronal apuntan que esta prohibición -que no se aplica a la venta por Internet- supondría "un grave prejuicio del comercio tradicional frente al online", ya que muchos pequeños comercios carecen de página web, y exigen la posibilidad de "jugar todos con las mismas reglas de juego y mismas oportunidades”.

"Pondría en clara desventaja competitiva al pequeño comercio respecto a las grandes plataformas internacionales"

Los pequeños comercios, por lo tanto, serán los más perjudicados por esta medida. La Confederación Española de Comercio (CEC), considera "especialmente sangrante" que esta limitación solo afecte a las tiendas físicas, ya que, según asevera, "generaría una disfunción de precios en los canales de venta online y offline y pondría en clara desventaja competitiva, y en un momento tan crítico, al pequeño comercio respecto a las grandes plataformas internacionales que seguirían operando online sin ningún tipo de restricción".

Para hacer frente a esta problemática, exigen al Gobierno que posponga, de manera excepcional, el inicio de las fechas de rebajas, previstas para el mes de julio, dejando así un margen de tiempo para que los pequeños comercios “puedan vender en buenas condiciones y que no se distorsione el mercado con grandes ofertas nada más abrir”.

Panorama desolador para las tiendas

El panorama ya era desolador para el sector antes de que se anunciara este medida que limitaba los precios en tiendas físicas. Tras dos meses cerrados por la cuarentena, los comercios se enfrentan a una bajada de ventas sin precedentes. 

Según las previsiones de ACOTEX, el primer mes, las tiendas facturarán un 70% menos respecto al mismo periodo del año anterior; un 60% menos el segundo mes, y sólo llegarán a alcanzar el 50% de sus ventas en los meses posteriores. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento