Barcelona ha sido confirmada oficialmente como sede del secretariado permanente de la Unión por el Mediterráneo, en la segunda y última jornada de la conferencia que celebran en Marsella los ministros de Asuntos Exteriores de los 43 países que integran esta organización.
La elección de Barcelona quedó perfilada en una cena de trabajo de los ministros

Fuentes francesas han informado de que los ministros, que han celebrado una reunión plenaria en el Palacio de Pharo de Marsella para ratificar el preacuerdo sellado la noche del lunes, han avalado finalmente la adjudicación de la sede, que se ubicará en Barcelona.

La elección de Barcelona quedó perfilada el lunes, en una cena de trabajo de los ministros, en la que se llegó también a un principio de acuerdo sobre otros asuntos, como el papel de la Liga Árabe en la Unión por el Mediterráneo, que habían bloqueado hasta entonces el pacto general.

Era una prioridad

Este acuerdo alcanzado en Marsella será transmitido a los dos copresidentes de la Unión por el Mediterráneo, el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y su homólogo francés, Nicolàs Sarkozy.

El pacto incluye que el secreatariado general de la Uniñon recaiga en uno de los países de la ribera sur

El pacto incluye que la sede del secretariado permanente se vaya para Barcelona y que el cargo de secretario general de la Unión por el Mediterráneo recaiga en uno de los países de la ribera sur.

La designación de Barcelona era una de las prioridades que se fijó para este semestre del Gobierno español y, en concreto, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

Precisamente Moratinos ha encabezado la delegación española en la conferencia ministerial de Marsella, de la que también ha formado parte la secretaria de relaciones con la UE de la Generalitat de Catalunya, Anna Terrón.